Santiago apóstol

Santiago Apóstol, talla anónima. Iglesia de Santiago. Jerez de la Frontera.

El nombre

Santiago viene del compuesto «Sant Iacob», en hebreo, Jacob. Cuando los cristianos proclamaban y vitoreaban el nombre del apóstol de corrido, sonaba «Santiago», y así ha llegado hasta nuestros días.

El apóstol

Santiago el mayor vivía en Betsaida. Era hermano de San Juan evangelista e hijo de Salomé y Zebedeo. Los hermanos eran pescadores y trabajaban junto a su padre en el mar de Galilea, hasta ser llamados por Jesús. Tras el milagro de la pesca, Jesús les dijo que serían pescadores de hombres. Los hermanos al instante dejaron las redes de lado para seguirle. Desde entonces, Santiago fue uno de los doce más cercanos a Jesús, acompañándolo en algunos de los momentos más importantes de su vida. Santiago y su hermano fueron apodados por el gran maestro «los hijos del trueno.»

Hay evidencias de que Santiago llegó a predicar el evangelio en la Hispania romana. Comenzando desde Galicia llegó a varias ciudades de la península para volver a Jerusalén más tarde, donde según se narra en «Los Hechos de los Apóstoles», fue apresado por mandato de Herodes Agripa y martirizado por decapitación en el monte Calvario hacia el año 43 de nuestra era.

Como era tradición, intentaron deshacerse del cuerpo arrojándolo a las fueras de la ciudad para que lo devorasen las fieras, pero sus discípulos consiguieron rescatarlo y lo sepultaron en Galicia, donde permaneció en el olvido.

Ya fue en época medieval, en el 813, según cuenta la tradición, un ermitaño llamado Pelayo, que vivía en la zona de Santiago de Compostela, observó asombrado durante uno de sus paseos un resplandor similar al de una lluvia de estrellas, proveniente de un montículo del bosque. Pelayo fue en busca del obispo Teodomiro y reuniendo un séquito, volvieron al montículo. Allí descubrieron el sepulcro en piedra donde yacía el cuerpo del apóstol Santiago junto a dos cuerpos más, discípulos del apóstol.

Esta leyenda explica el por qué muchos piensan que Compostela deriva del latín «campus stellae» o campo de estrellas.

El camino de Santiago

El hallazgo del cuerpo del apóstol fue notificado al rey Alfonso II “el Casto” (791-842), quien se convirtió en el primer peregrino, siguiendo la ruta marcada en el cielo por la Vía Láctea hasta el sepulcro donde yacía el apóstol, dando origen así al camino de Santiago.

A partir de entonces, el camino se convirtió en una tradición que se expandió por toda Europa, siendo núcleo de peregrinación importante de la cristiandad junto a Roma y Jerusalén. La popularidad alcanzada hizo necesaria el levantamiento de un majestuoso templo, la famosa Catedral compostelana.

La festividad de Santiago era día especial, donde se recordaba al apóstol en la liturgia de todas las iglesias cristianas, se concedían privilegios o indulgencias, siendo posible la obtención del perdón de los pecados para los peregrinos o fieles que asistiesen a la misa de Santiago o a las iglesias bajo su titularidad.

La festividad

El festejo del día de Santiago es rito muy antiguo. Fue instaurado en Roma y se tiene constancia de su celebración en la basílica romana de San Pedro en el siglo XI.

No se sabe con certeza el por qué su festividad recae el 25 de julio, lo cierto es que se fue instituyendo como fecha en la que los peregrinos que fuesen a Compostela podían obtener el perdón de sus pecados. Este perdón podía extenderse durante todo el año si la fecha recaía en domingo, conocido como Año Santo Compostelano, que comenzaron a celebrarse a finales del siglo XIV, inspirados en el Jubileo de Roma, que celebra el “Gran Perdón” instituida en el año 1300.

Hoy en día, Santiago es patrón de España, Galicia y su caballería. Es patrón también de los curtidores, de los veterinarios, de los equitadores y varias ciudades que llevan su nombre repartidas por todo el mundo.

Su imagen

El arte lo suele representar como peregrino o como extraordinario guerrero que galopa con solemne caballo blanco, representación dada en las crónicas medievales que cuentan el milagro de su intervención durante la Batalla de Clavijo del año 844.

Deja un comentario