Portada » La noche de San Juan

La noche de San Juan

Salto a la hoguera. Playa bahía de Cádiz

En tiempos remotos…

La vida de nuestros antepasados estaba totalmente regida por el astro sol, y como ellos vivían mimetizados con la naturaleza, observaron que había una temporada en los ciclos naturales en el cual el sol parecía perder su fuerza y que por ello, los días se hacían mas cortos.

Estos antepasados debieron temer que el astro perdiese su poder y que las tinieblas se instalaran en la faz de la tierra, por lo que, para tener contento al sol, comenzaron a realizar rituales y celebraciones para agasajarlo en la época donde éste comenzaba a dejarse notar en todo su esplendor y este debió ser el origen de la mágica Noche de San Juan.

Pero, ¿cómo se explicaban la poca duración de la noche en esa época concreta?

La leyenda de la noche más larga del año…

Quizás la leyenda más antigua que explica este fenómeno es la que asegura que el Sol, considerado el Dios Sol, se había enamorado de Tierra, tanto que hubo un día que se resistió a abandonarla. Esto se tomó como símbolo de fertilidad, y de ahí que se honrase al Dios Sol con hogueras y rituales en los que también se incluía las aguas.

Como ya he comentado en el anterior post, los celtas celebraban el Alban Heruin, con grandes hogueras para lograr la bendición de los dioses en la fertilidad de sus mujeres y la tierra de sus cultivos. Ellos dividían el año en dos semestres, el primero, Samos, de la luz; y el segundo, Gamos, el de la sombra. El solsticio de verano daba comienzo al segundo semestre, Gamos, que acababa en el invierno o Samhain, de donde deriva Halloween.

Los pueblos germánicos celebraban el Litha, con grandes hogueras para espantar a los espíritus malignos que acampaban libremente con la puesta del sol.

Los fenicios adoraban a Baal, divinidad asimilada con el sol, quien moría a finales de junio y resucitaba al tercer día. En los templos en su honor que se orientaban hacia el nacimiento del astro solar, el sacerdote celebraba este rito de muerte y resurrección en un ambiente de lo más privado.

En la antigua Grecia, se celebraba el festival de Kronia, en honor a Kronos. En dicho día, no había que trabajar para ganarse el sustento, por lo cual la jerarquía social y la moral se dejaban de lado.

Los romanos festejaban la fecha del matrimonio entre Júpiter y Juno, día dedicado a la fecundidad, al fuego y al agua.

Los cristianos…


Con el cristianismo, el solsticio se hizo coincidir con el día 24 de junio, día del nacimiento, según la biblia, de San Juan Bautista.

La adopción de la tradición de las hogueras se explica también en los textos sagrados, ya que se dice que el padre de San Juan Bautista, Zacarías, mandó a encender hogueras para anunciar el nacimiento de su hijo.

¿Cómo celebramos actualmente San Juan en la provincia gaditana?

En la bahía de la provincia de Cádiz, nos solemos concentrar en las playas para hacer las tradicionales hogueras. En algunas poblaciones, además, es tradición la quema de los juanillos, dos muñecos de trapo que representan a Juan y a Juana, para dejar atrás todo lo malo y así purificar todo lo que se quiere olvidar.

Los baños nocturnos también son tradicionales, ya que se considera que el agua del mar reúne en esa noche propiedades curativas, fértiles y de buenos augurios.

Sea como fuere, es una noche en la que disfrutar en compañía de familiares y amigos en las playas, reunirse en torno a las hoguera, echar al fuego las notas en las que se han enumerado todas aquellas cosas que se quieren olvidar, darse un chapuzón, disfrutar de los fuegos artificiales, y para los más atrevidos, saltar las hogueras las veces necesarias para poner de nuestro lado a la buena fortuna.

Y tu, ¿cómo celebras la noche de San Juan?

Dado que la celebración se extiende a casi todos los rincones del planeta, me encantará saber cómo festejas esta noche mágica…. ¡No olvides compartir y dejar tus comentarios! Gracias.

Carolina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba