Jerez-Xérès-Sherry y manzanilla.

Denominación de Origen del vino de Jerez.

Muchos son los que me preguntan cuando llegan a Jerez por los viñedos, y es que, dependiendo del camino por el que llegues a la ciudad, verás o no las viñas.

Éstas están localizadas en el llamado Marco o Triángulo de Jerez. Este triángulo lo forman las tres principales localidades donde se elabora esta denominación de origen: Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María.

A este marco se suman algunos pagos o localidades cercanas a estos tres municipios principales.

Antes de seguir, tengo que hacer mención del Consejo Regulador, ya que el vino de Jerez está protegido por una denominación de origen, conocida como «Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla.»

Por lo tanto, el Consejo Regulador es la institución que se formó para proteger los vinos del marco, supervisar su elaboración y promocionarlos.

Si echamos una mirada atrás en el tiempo, debido a sus constantes idas y venidas, el “sherry” comenzó a ser vendido como tal en diferentes lugares.

La tal cosa es imposible por muchas razones, entre ellas, las que se dan en la zona por su situación geográfica…

Características geográficas.

Ilustración del triángulo o marco del Jerez.

La zona del marco de Jerez goza del clima 18 grados de temperatura de media durante todo el año, siendo los veranos calurosos y secos, y los inviernos suaves y húmedos. Las lluvias se localizan aproximadamente entre los meses de septiembre a marzo.

Esta zona, cercana a la bahía de Cádiz y a la desembocadura del río Guadalquivir, está afectada por los vientos de levante, calurosos e intensos, y los de poniente, más frescos.

La tierra del triangulo varía entre la albariza, barros y arenas, siendo las últimas más abundantes cerca de la costa.

La tierra albariza es fundamental para el Jerez. Una tierra blanca y calcárea, rica en sílice. La albariza tiene la importantísima característica de retener el agua de lluvia y el rocío, lo cual es fundamental en esta zona propensa a la sequía. Su blanca superficie ayuda a la maduración de la uva al reflectar los rayos del sol.

Las Uvas.

Atardecer en los viñedos de Jerez.

Las variedades de uva permitidas por el Consejo Regulador son todas ellas blancas: Palomino fino, Pedro Ximénez y Moscatel.

La variedad Palomino fino se cultiva en tierra albariza y el resto más cerca de la costa, en barros y arenas.

Para el Jerez, se usa la variedad Palomino fino como uva base y la variedad Pedro Ximénez para “cabecear” y obtener tipos más dulces. El vino 100% Pedro Ximénez se elabora sólo con esta uva.

La uva moscatel se usa en muchas bodegas del marco para hacer vino de esta variedad. Muy famosos son los despachos de vino moscatel en localidades como Chipiona, donde se pueden degustar distintas variedades.

La cepa

Cepa de la vid. Bodegas Real Tesoro. Jerez de la Frontera

Las cepas de los viñedos tienen esta forma de especie de «V.»

Actualmente, la planta está dotada del «injerto americano», es decir, raíces americanas que son de vital importancia para evitar la filoxera, enfermedad que afectó a la mayoría de los viñedos europeos a mediados del siglo XIX suponiendo una ruina total para muchas empresas del sector.

El sistema de poda es también peculiar, la «Vara y Pulgar.» Se trata de alternar el crecimiento de la vara y del pulgar (cada extremo o brazo de la planta) cada año, para controlar el crecimiento de la vid y dirigir la fuerza hacia los brotes más fuertes y sanos.

Si te está gustando comenta, comparte y sigue atento a la próxima entrada donde comenzaré a tratar la elaboración del Jerez.

¡GRACIAS!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *