Leyendas

  • La réplica jerezana de la Sábana Santa.

    Copia autenticada de la Sábana Santa de Turín. Basílica de la Merced. Jerez de la Frontera.

    Este es sin duda uno de los temas de los que más llaman la atención cuando salen a relucir durante las visitas guiadas que hago en mi ciudad.

    Aún hoy hay muchas incógnitas alrededor de esta reliquia, guardada recelosamente en la Basílica de Nuestra Señora de la Merced.

    Vayamos desgranando los pormenores de este enigmático lienzo.

    La reliquia

    Pertenece a una de las pocas copias autenticadas en nuestro país.

    Se trata de un dibujo con una especie de pasta naranja sobre el mismo, la cual se piensa que tiene el fin de protegerla ante los roces. Esta copia es quizás un poco más toscas que las otras, signo que pudiera indicar una mayor antigüedad que el resto.

    Sus medidas son similares a las de la original de Turín:

    • metro y veinte de ancho.
    • más de cuatro de longitud.

    En una de sus esquinas está la prueba de autenticidad en escritura italiana: «D. Girolamo Nasy. Custode (…) SSmo. Sudario facio fede haver fatto toca (…) propria mano dla originale il presente Sudario. Torino 20 agosto 1682.»

    Con todo, hay quien piensa que la copia podría haber sido hecha en la ciudad francesa de Chambéry, donde estuvo la original, hacia 1532. Y otros aseguran que podría haberse realizado con anterioridad, a partir de 1506 cuando el Papa Julio II concede el permiso para copiarla.

    ¿Cómo llega a Jerez?

    Nos remontamos a 1571, cuando se cuenta que el Padre Francisco de Hinestrosa, nacido en Jerez de la Frontera, viajó a Flandes en busca de reliquias para el templo mercedario. Este Padre era Procurador General de la orden, Vicario General de las provincias italianas y también en la Curia de Roma.

    A finales del XVIII, el historiador Bartolomé Gutiérrez nos cuenta que la copia llega a Jerez por orden de un obispo al año siguiente, pero destinada a las Indias. Parece ser que el obispo falleció al poco tiempo de llegar a Jerez con las reliquias, entre ellas el lienzo, por lo que finalmente todo permaneció en la Basílica de la Merced.

    El ritual.

    Desde el siglo XIX y hasta la década de los 30 del siguiente, la Síndone jerezana era expuesta a los fieles en momentos determinados y puntuales del año, como el Viernes de Dolores, el Jueves Santo y el 15 de Agosto (día de la Asunción de la Virgen).

    En el presbiterio, diáconos y acólitos desplegaban la sábana sostenida con dos varales. Llegado el momento, los fieles se acercaban para venerarla, y solían pasar objetos por ella para bendecirlos.

    Más tarde se guardó en una urna exquisita, realizada en el siglo XVII. Para poder abrirla, son precisas tres llaves, cada una en manos de tres personas diferentes. Ahí reposó sin exponerse al público durante 80 años.

    La última vez que la reliquia fue expuesta al público fue en 2018, con ocasión de conmemorar los 800 años de la fundación de la Orden Mercedaria.

    Una curiosidad.

    Ya hemos comentado el sello de autenticidad que atestigua el escrito en una de sus esquinas.

    Pues bien, en esa misma esquina, aparece cosido encima otro trocito de tela del cual no se sabe la procedencia, aunque algunos se aventuran a apuntar que se trata de un trozo de la original.

    Como puedes ver, misterio sorprendente donde los haya…

    No te olvides de comentar y compartir si te ha gustado. Lamentablemente esta reliquia no te la puedo mostrar, pero sí la Basílica, la ciudad, la provincia gaditana y sus alrededores… ¡Contacta!

    ¡GRACIAS!

  • Nuestra Señora de la Merced, patrona de Jerez.

    Ntra. Sra. de la Merced Coronada. Jerez de la Frontera.

    Llegó el día en el que la ciudad de Jerez se viste de gala para celebrar la festividad de su patrona, así que yo me he propuesto dedicarle una entrada para hacerte llegar su historia, los orígenes y las curiosidades sobre esta talla mariana tan ampliamente venerada.

    ¿De dónde viene la advocación mariana mercedaria?

    En el siglo XIII los árabes, aprovechando el saqueo de las costas, capturaban a muchos cristianos para ser esclavizados en África, viviendo en pésimas condiciones.

    Fue entonces cuando el comerciante Pedro Nolasco decidió hacer uso de su fortuna para la empresa de liberarlos, ayudado de otros que compartían esta la misma visión y valores.

    Estos hombres consiguieron liberar a muchos, sin embargo, viendo que escaseaban los recursos para continuar con la labor, decidieron formar cofradías para recaudar dinero.

    Aunque esto funcionó por un tiempo, eventualmente, el dinero se acabó y Pedro Nolasco no tuvo más remedio que buscar el favor de Dios. La leyenda nos cuenta que fue la Virgen María quien se le apareció e inspiró a fundar una congregación dedicada a redimir a los cautivos. Y así nació la orden de los mercedarios, caballeros al servicio de la obra redentora de María.

    Devoción y atributos.

    La advocación mercedaria socorre a los fieles cristianos en sus más cruentas tribulaciones.

    La gracia de la Virgen es el reflejo de la gran devoción que se le profesa en distintos lugares del mundo:

    • Europa: España e Italia.
    • América: Perú, Chile, Argentina, Ecuador, México y Brasil.
    • Puerto Rico, Venezuela, Centroamérica,  y Estados Unidos.

    El mismo nombre, Merced, significa misericordia, y su día está marcado en el calendario el 24 de septiembre.

    La Virgen y la ciudad de Jerez.

    Cuenta la leyenda… que María Santísima de la Merced, fue aclamada como Patrona en 1272, y se juró por la ciudad en el 1300.

    Según cuentan las cónicas, la talla de madera fue hallada sin lesión ni corrupción en el levantamiento de los cimientos del convento del Merced, dentro de un horno de cocer tejas y ladrillos.

    Análisis de la imagen.

    La Virgen está realizada en madera oscura.

    La talla alzada, sostiene con ambas manos a la altura del regazo al Niño Jesús, también de tez morena, representado en pie. Su mano derecha bendice al pueblo y la izquierda sostiene el globo terráqueo.

    Este Niño Jesús no es el original. Éste se encuentra en la sacristía de la Basílica.

    De la primitiva Virgen, conserva la cabeza, que presenta rigidez frontal, perfil afilado y sonrisa arcaica, todos ellos elementos propios de las tallas góticas. El resto de la talla fue recubierta de plata posteriormente para su conservación.

    La Virgen Milagrosa.

    Azulejo de la Virgen de la Merced y sus milagros. Jerez de la Frontera.

    La devoción a la Merced, se arraigó en el siglo XVI cuando la ciudad se encomendó a su divina intercesión para poner fin a la sequía que causaba estragos en la ciudad a finales del siglo. La Virgen respondió a los ruegos con abundantes lluvias para los campos secos.

    La labor de la orden de la Merced ayudó a fortalecer la devoción a la patrona. Tanto es así que en 1410, el consistorio municipal comenzó a realizar donaciones para ayudar a la orden en sus labores, campaña apoyada por los caballeros de la ciudad, quienes se suman a la obra.

    La devoción se mantuvo, así lo atestiguan las diferentes ocasiones en la que se sacó la imagen en procesión para obtener su socorro ante sequías, hambrunas o epidemias, a pesar de estar prohibido sacarla del templo. Además, procesionó en otras ocasiones, como la de la enfermedad y el fallecimiento de la reina Isabel la Católica.

    A lo largo del XVI se tuvo constancia de diversos milagros en el transcurso de las procesiones, como la curación de la epidemia de peste en 1569, la sanación de inválidos, o la de 1589 donde la imagen permaneció 9 días en el templo Catedralicio jerezano para pedir por lluvias. Curiosamente, al tercer día de su estancia, llovió en la ciudad.

    La festividad y los templos

    Procesión de la Virgen de la Merced por las calles de la ciudad. Jerez de la Frontera.

    En un principio, su fiesta se celebró el 30 de abril. Más tarde el 15 de agosto, día de la Virgen por excelencia. Finalmente se pasó a la fecha actual, 24 de septiembre.

    En cuanto a los templos, fue en dos ocasiones venerada por algún tiempo en la iglesia de Santiago, debido a la invasión francesa; y la expulsión de los frailes de la orden, causada por la desamortización de Mendizábal.

    La Virgen retornaría a su Basílica tras tres años. Los frailes, sin embargo, no retornaron hasta el año 1940.

    La muy querida Patrona recibe año tras año la veneración de numerosos devotos, acompañando a la Señora primero en su novena, luego en la misa solemne previa para renovar el voto de 1300, y luego en la procesión que inunda las calles y plazas jerezanas de olor a nardos.

    Preciosa procesión en la que tradicionalmente los flamenquitos de los barrios de San Miguel y Santiago cantaban por bulerías: «¿A dónde va usté? / ¿A dónde va usté? / ¡A vé a la Virgen de la Mercé!»

    Nuestra Señora de la Merced Coronada.

    Coronación de La Virgen de la Merced. Jerez de la Frontera. 1960.

    El 28 de mayo de 1961 tuvo lugar en la ciudad la deseada Coronación Canónica de la Patrona.

    Años atrás, se celebraron triduos en diferentes templos de la ciudad para la gran solemnidad celebrada en la Basílica menor de la Virgen de la Merced.

    Nuestra Señora llegó a la Alameda Vieja para ser recibida por a los jerezanos más pequeños, y luego la trasladaron a la Catedral, aún Colegiata. El 28 de Mayo, tras la misa Pontificial oficiada por el cardenal de Sevilla José María Bueno Monreal, al caer la tarde, se procedió a la Coronación Canónica en la misma Alameda, ante la mirada de emocionados ciudadanos.

    Curiosidades.

    Una Coronación que dio lugar a una barriada jerezana…

    Según la voluntad de los padres mercedarios, quedaron cancelados todo acto profano con motivo del magno acontecimiento.

    El dinero presupuestado para ellos fue destinado a la entrega de viviendas a personas necesitadas.

    El cardenal Bueno Monreal se encargó de la colocación de la primera piedra de la nueva barriada bautizada como «La Coronación.»

    Patrona de Jerez de la Frontera...

    Parece darse por sentado que la Virgen de La Merced es la Patrona de la ciudad desde el siglo XIII, jurado mediante voto por el Concejo de la Ciudad.

    Además, existen datos oficiales en las actas de Cabildo de que el mismo Concejo ya asistió a sus fiestas y procesión en 1410.

    Sin embargo, lo cierto es que el patronazgo no se hizo oficial hasta ser declarado por el papa Pio XII el 27 de junio de 1949.

    La otra teoría de la llegada de la talla…

    En 1369, durante la conquista de los Benimerines de Algeciras, un soldado cristiano consiguió salir de la ciudad con la con la talla de la Virgen para ponerla a salvo.

    El buen hombre terminó dejándola en un monasterio de en Jerez, el de la Merced, prometiendo volver a por ella.

    Los monjes de dicho convento conversaban entre ellos afirmando que en la noche la imagen emitía destellos, lo cual les hizo pensar que gracias a la divina providencia, la imagen había aparecido en su monasterio.

    Finalmente, el soldado nunca regresó, y la imagen, considerada como la Virgen de la Merced, propició la construcción del actual templo.

    Y este homenaje a la Patrona de mi ciudad termina aquí. Como siempre, si te ha gustado, comenta y comparte. Y si quieres asistir a la preciosa procesión y conocer un poco más la ciudad, te guiaré con gusto… ¡No lo dudes y contacta!

    GRACIAS.

  • Monumentos a Álvar Núñez Cabeza de Vaca.

    Monumento a Álvar Núñez Cabeza de Vaca en Huston. Texas. Estados Unidos.

    Después de las cinco entradas que he dedicado a mi paisano en las que muy resumidamente he abordado su vida, se me antojaba como broche final hablar de algunos de los monumentos levantados en su honor a lo largo de la faz de la tierra.

    Comencemos por el de la imagen que abre esta entrada…

    Monumento instalado en los jadines centerarios de Hermann Park’s McGovern de Houston en Texas.

    Fue adquirida por la Ciudad de Houston en 1986, obra de Pilar Cortella de Rubin.

    Se trata del busto en bronce del explorador, el cual se representa ataviado de armadura en pecho y casco sobre su cabeza. Se le retrata como hombre barbado con pelo largo que cae a los hombros.

    En la base de granito se lee en español e inglés: «Alvar Núñez Cabeza de Vaca (1490-1560). La historia moderna de Texas comienza con este explorador de España, que vivió aquí desde 1528 a 1536. Esta escultura ha sido donada para la ocasión de la visita de sus Majestades el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía de España.»

    Placa conmemorativa del descubrimiento de las Cataratas del Iguazú.

    En ella se lee:» A Álvar Núñez Cabeza de Vaca. Homenaje de la administración General de Parques Nacionales y Turismo. A la memoria del descubridor de estas cataratas, Don Álvar Núñez Cabeza de Vaca, quien tras de cruentas luchas con la naturaleza y lo ignoto, en su temerario viaje desde las selvas brasileñas atlánticas en busca de una vía al Río de la Plata, Descubrió esta maravilla del mundo en el año 1541.»

    Monumento en Ciudad de Juárez.

    En él podemos ver sobre un montículo, la figura delgada del explorador, ataviado de taparrabos donde guarda un puñal, con la mano izquierda sobre su frente en actitud de otear el paisaje y la derecha agarra un palo a modo de cayado, que acaba en forma de cruz. Parece portar una especie de bolsa cruzada en el pecho y un colgante.

    El monumento fue erigido por Juan Carlos Canfield zapata, el 24 de abril del 2001.

    Y en Jerez de la Frontera, su ciudad natal…

    Monumento a Álvar Núñez Cabeza de Vaca. Jerez de la Frontera. Cádiz.

    En su ciudad natal, además de una calle y uno de los mejores institutos, en el cual tuve el privilegio de estudiar mitad de la ESO y Bachillerato, encontramos esta bella fuente con su monumento.

    Localizada en la Calle Ancha, en la plaza de Santiago y delante de un lienzo de la antigua muralla árabe que confinaba Sherish Saduna, acoge la figura del explorador en pie. Se le representa en bronce, atravesando la espesa selva que cubre su desnudez salvo su pierna izquierda, pues se representa ataviado solamente con su casco y un hacha en la mano derecha.

    Tras él, como telón están representados cuatro indígenas igualmente de bronce, ataviados con arcos y flechas.

    La fuente, a modo de estanque recibe el agua de dos, uno en cada lado, siendo el del lado izquierdo más cercano a la esquina delantera y el del derecho a la trasera. Bajo los indígenas se forma una cascada, que bien nos puede recordar que fue el descubridor de las cataratas de Iguazú.

    En la placa conmemorativa se lee: «Jerez a Álvar Núñez Cabeza de Vaca, explorador de la Florida. Adelantado del Río de la Plata. 27 Abril 1991.»

    Con esto doy por concluido el repaso a la vida de mi audaz paisano, aunque no descarto el volver a escribir sobre alguna de sus peripecias…

    Y si…

    1 Conoces otros monumentos, reconocimientos y homenajes a este jerezano, ¡déjamelo en los comentarios!

    2 Te apetece visitarlo en persona, contacta conmigo y organizamos tu visita.

    CONTACTA

    ⬇️⬇️⬇️⬇️

    🌐 www.dejateguiarporcarolina.com
    💌 Info@dejateguiarporcarolina.com
    🕸️ @dejateguiarporcarolina
    🕸️ Déjate guiar por Carolina

    ¡GRACIAS!

  • Un explorador Jerezano en el Río de la Plata (tres)

    Álvar Núñez Cabeza de Vaca.

    Como ya probablemente sabrás por las entradas anteriores, el jerezano Álvar Núñez Cabeza de Vaca, enrolado en la expedición a la Florida a cargo de Pánfilo Narváez, pasó 10 años recorriendo el norte de América.

    Durante dicha década aprendió mucho sobre las tribus nativas, se granjeó buena reputación como chamán y se ganó la vida como comerciante entre las tribus de la costa primero, y luego entre las del interior.

    En 1537 regresa a España y escribe una declaración de lo sucedido para la Audiencia del Consejo de Indias, que luego desarrolló hasta derivar en su primera obra, “Naufragios.”

    El reconocimiento

    El rey Carlos V, decidió otorgar al jerezano la capitanía general, la gobernación y el título de adelantado de La Plata.

    Estos títulos le venían al dedillo para otra expedición a la que el rey ya pensaba en otorgarle, relacionada con aquél lugar…

    Antecedentes

    Primera circunnavegación. Magallanes y Elcano.

    Desde el descubrimiento del Nuevo Mundo, se pretendía encontrar el paso que comunicaba el Mar Atlántico con el Mar del Sur hacia las Molucas, las islas de las especias.

    Entre 1515 y 1516, Fernando el Católico ordena una la expedición a Juan Díez de Solís.

    En ella se documentó con certeza el descubrimiento del Río de la Plata, bautizado como río de Solís.

    Allí sería donde el explorador falleció, sin conseguir el objetivo de la expedición, la cual tuvo que regresar de nuevo a España.

    Según el Tratado de Tordesillas, Solís fue el primero en tomar posesión de los territorios al sur del Brasil portugués.

    Tras la primera Circunnavegación de Magallanes y el Cano y el descubrimiento del tan ansiado paso entre los dos mares (estrecho de Magallanes) en 1535, otra expedición, a cargo de Pedro de Mendoza partió hacia el Río Solís con once barcos.

    Pedro de Mendoza en el Río de la Plata.

    Esta expedición tampoco tuvo buen fin para Pedro Mendoza, que acabó como Solís enfermo y corrió con la misma suerte, esta vez navegando hacia España.

    Los once barcos de la expedición de Mendoza fueron dispersados por una tempestad, llegando algunos a Río de Janeiro y otros al de la Plata. Una vez reagrupados, fundaron el “Puerto de Nuestra Señora del Buen Aire”, zona extremadamente hostil, donde los ataques se producían constantemente.

    Antes de partir para España, Pedro de Mendoza nombró como lugarteniente para ocupar su cargo a Juan de Ayolas.

    Álvar Núñez, parte por segunda vez a las Américas.

    Debido a la desesperante situación en la que había quedado la zona del Río de la Plata, donde Juan de Ayalas ejercía su poder de malas maneras sin respetar al nativo o al español, el rey Carlos V consideró que Cabeza de Vaca era el idóneo para ir al socorro de la expedición inconclusa por el fallecimiento de Mendoza.

    La Capitulación de la expedición al Río de la Plata.

    Asombrosamente, Álvar estaba obligado a costearla debiendo desembolsar 8.000 ducados estipulados para armas, navíos, tripulación y todos los pertrechos necesarios. El lado bueno era que el jerezano se quedaría con la doceava parte de todos los beneficios proporcionados gracias a la expedición.

    Rumbo a las Américas, por segunda vez.

    Reunidas en Sevilla dos naos y una carabela, 400 soldados y sus pilotos, junto a 40 caballos, la expedición parte a finales de 1540 hacia el puerto de Cádiz, y de aquí a las Canarias para continuar hacia Cabo Verde en África, pues hubo que reparar la nave capitana.

    Finalmente, para principios del 1541 parten con cuatro barcos hacia Santa Catalina, donde arriban 5 meses después.

    En Río de Janeiro.

    Nada más llegar, dos frailes corren hacia los hombres en los barcos pidiendo socorro, seguidos de otros españoles, aquejados del ataque de los nativos y la insostenible situación que estaban soportando.

    Álvar consigue poner paz entre los indígenas y mandar a los frailes a evangelizarles. En cuanto a los españoles, los acoge entre sus hombres porque tenían buenos conocimientos náuticos y de pilotaje de naves.

    Hacia la Asunción.

    La expedición por el Río de la Plata en Canoa.

    Para llegar al norte, a la Asunción, Álvar decide dividir la expedición por tierra y por mar. Nuestro jerezano, haciendo caso omiso a los nativos que les exhortaba a volver al mar para no caer en la fiereza de los indios de aquella zona, se adentró por tierra a la aventura.

    Descubrimiento de las cataratas de Iguazú.

    Cataratas de Iguazú.

    Siguiendo el camino con los indios guaraníes y ataviados con canoas, navegan el río Paraná, bautizado río de Solís, o de la Plata.

    Llegados a un punto, notan como la navegación se hace mucho más rápida, señal de posible salto de agua. Siguiendo a pie, encontraron ese salto de agua, unas impresionantes cataratas que bautizaron como “Salto de Santa María.”

    Llegada a la Asunción.

    El panorama que se encuentra Cabeza de Vaca era realmente caótico debido al maltrato abusivo por parte del gobernador Domingo Martínez de Irala.

    Finalmente, en 1542, Álvar tomar su cargo y trata de poner paz en toda la región.

    Los nativos, que ya lo tenían en gran estima, estaban felices de tener a alguien que los entendía y los trataba como uno más. Alguien que sí cumplía las leyes dadas por los Reyes Católicos de tratar a los nativos como un español más.

    Sin embargo, esto desagradaba a partidarios de Irala. Estos eran hombres sin escrúpulos, cegados por conseguir riquezas y fama. Y el buen trato que recibían los nativos era un gran impedimento para la consecución de sus planes.

    Con tretas y artimañas, Irala y los suyos se sublevaron contra Cabeza de Vaca, quien acabó siendo apresado, acusado de querer despojarles de todos sus derechos y querer ser más que el rey, proclamándose como tal en la región.

    Poco pudieron hacer los hombres y partidarios del jerezano, y menos los nativos, que no lograron ayudarle.

    Once meses lo mantuvieron en prisión hasta que en 1545, estando gravemente enfermo, es enviado de vuelta a España con los grilletes para ser juzgado.

    El chamán que calmaba tempestades.

    Como no podía ser de otra manera, la travesía de regreso sufrió una terrible tempestad que atemorizó hasta el último tripulante del navío en el que se encontraba Álvar.

    En medio del temporal, Cabeza de Vaca se levantó y, ni corto ni perezoso, alzó la voz proclamando que si le soltaban él calmaría la tempestad… No sabemos si este grito sería por el mal estado de salud que atravesaba, pero lo cierto es que, aunque no consiguió su objetivo, la tempestad amainó al instante.

    En España.

    Como ya sabía que iba a ser llamado a declarar en la Audiencia del Consejo de Indias, Álvar redactó durante el regreso el informe para exponerlo a su llegada. Esta vez también debía exponer bien su defensa.

    El Consejo de Indias lo condena primeramente con el destierro de las Américas y a servir en Orán. Pero Cabeza de Vaca no estaba dispuesto a aceptar ni lo uno, ni lo otro, así que apeló la condena.

    En 1552, el Consejo dictó sentencia definitiva, ahora favorable para el jerezano, concediéndole 2000 ducados anuales y el cargo de juez supremo del tribunal de Sevilla. Sin embargo, le quedaba totalmente prohibido volver a poner un pie en tierras americanas.

    Los últimos años.

    Sin poder satisfacer sus deseos de regresar Álvar se afincó de nuevo en Sevilla y decidió tomar los hábitos y fue prior en uno de los numerosos conventos de la ciudad, donde probablemente fallecería años más tarde, en 1558.

    Y ahora si que acaba aquí mi repaso por la vida de este valeroso paisano mío, ínfima parte de lo que realmente vivenció me temo…

    Si te ha gustado, como broche final, hablaré de sus monumentos, especialmente el que se le levantó en su ciudad.

    ¡GRACIAS!

  • Fiestas de la Vendimia, Jerez 2023

    VID_23491012_161331_312-1.mp4

    Dado el gran interés que ha despertado el anuncio de mi empresa para las Fiestas de la Vendimia de Jerez 2023 (https://www.diariodejerez.es/jerez/Fiestas-Vendimia-Jerez-75-aniversario-septiembre_0_1818719040.html) aquí os detallo en este reel en qué consiste la actividad exactamente.

    Muchas gracias a todos los que os habéis puesto en contacto conmigo para interesaros por la actividad.

    Os espero en mi tierra para dárosla a conocer y brindar con un Jerez a vuestra salud.

    ¡Gracias!

  • Un palacio jerezano olvidado en el tiempo

    Palacio Riquelme. Plaza del Mercado. Jerez de la Frontera.

    Su historia…

    Tras la conquista definitiva de la ciudad de Jerez por el rey castellano Alfonso X el Sabio, el monarca tuvo la a ardua tarea de repoblar estas tierras de frontera. Para ello, precisó de la nobleza castellana y trajo consigo treinta hijosdalgo, entre los cuales estaba don Beltrán Riquelme y Bernal Riquelme.

    Este fue uno de los apellidos relevantes en época medieval, rivalizando literalmente, con otras importantes familias como los Ponce de León o los Villavicencio.

    Para dar muestra de poder, escogieron el antiguo centro de la nobleza medieval para establecerse, la Plaza del Mercado en el barrio de San Mateo, apostando en la construcción por un estilo avanzado que rompiese los moldes de la arquitectura medieval jerezana.

    En el siglo XV adquieren una manzana de casas en la mencionada plaza. Don Hernán Riquel, quizás enamorado de la espléndida ventana en esquina del Palacio de Gracia de los Ponce de León (https://dejateguiarporcarolina.com/la-esquinita-mas-bella-de-jerez/) contó para la fachada con el mismo maestro Fernando Álvarez.

    De bella y armónica inspiración renacentista, fue el edificio civil más importante, por acoger en numerosas ocasiones las sesiones del Cabildo jerezano, debido a epidemias y otras calamidades que constantemente amenazaban la ciudad.

    La fachada…

    Fachada principal de palacio. Visita guiada por el ayuntamiento jerezano.

    Se trata de una magnífica obra con rasgos históricos y mitológicos, digna de glorificación del linaje de los Riquelme.

    Sabemos por una muy deteriorada cartela, que la fecha de finalización de la parte escultórica fue en 1543.

    Comencemos de abajo a arriba…

    La puerta de entrada está flanqueada por dos pares de columnas de capitel corintio romano alzadas sobre plintos. Las volutas han sido sustituidas por unos mascarones con cabezas grotescas reducidas, aladas, con alargados cuellos, mezcladas con otras normales.

    En las jambas se sitúan cuatro relieves de retratos en medallones o tondos, identificables gracias a los rótulos que los rodean:

    A la izquierda:

    • “Nabucodonosor Rex Babilonis” Representación del rey de Babilonia Nabucodonosor. Rostro de perfil con barba y corona. La corona está compuesta por la figura de hombre desnudo que se arrastra por el centro, flanqueado de serpientes y dragones en los extremos echando fuego (capítulo que podemos leer en la Biblia, en el libro de Daniel, 4,30)
    • Emperador romano Constantino

    A la derecha:

    • “Camila Regina Magna.” Camila aparece de perfil, con casco. La parte delantera de éste compuesta por el rostro de un anciano, tal vez su padre, y una escena pequeña de lucha entre centauros y lapitas (Virgilio habla de Camila en la Eneida, hija del rey Metaboo, consagrada a la diosa Diana, por tanto, adiestrada en la caza y artes de guerra). La escena del casco corresponde al episodio de la boda mitológica entre Hipodamia y Peritoo
    • Rómulo y Remo. Fundadores legendarios de Roma.

    Sobre el dintel: el escudo de la familia, yelmo portado por dos tenantes, hombres con piernas de vegetales (decoración de grutesco)

    El Friso: profusamente decorado, formado por tres tondos con retratos y entre ellos animales híbridos fantásticos.

    Los animales híbridos fantásticos:

    • Flanqueando el retrato central con parte superior de ave e inferior vegetal, siendo el de la izquierda acabada la cola por un felino (la de la derecha no se aprecia por deterioro)
    • Los más alejados son igualmente híbridos, el de la izquierda mitad superior lobo con alas e inferior vegetal acabado en cola de cabeza de león. La otra, mitad superior felino con alas y barba de chivo e inferior vegetal con cola acabada en cabeza de mono.

    Los tondos:

    • Central: hermosa joven de pelo ondulado con flores y frutos. De su cuello pende una medalla que parece tratarse de medio corazón.
    • A la izquierda y a la derecha vemos tondos con relieves de bustos de hombre y mujer.

    El tondo central podría representar a varias diosas o alegorías, pero la situación cercana a ella de cornejas, la pantera y el medio corazón de colgante, nos hace optar por la representación de la Concordia. Sin embargo, hay otra interpretación posible, la de la Virtud siendo atacada por los Vicios, mismo motivo decorativo que se encuentra en el palacio de Villamarta.

    En los extremos, sobre los capiteles de las columnas:

    • en el lado izquierdo: relieve rectangular donde un hombre fuerte lucha con un león. Es Hércules luchando contra el león de Nemea.
    • en el lado derecho, relieve de igual forma, que representa el rapto de Deyanira por el Centauro Neso, donde vemos a Hércules de nuevo, aquí empuñando el arco y la flecha para impedirlo. Deyanira va a la grupa del centauro sobre las aguas del río, entre árboles.

    En los laterales de estos relieves: se esculpen cuatro rostros, uno a cada lado.

    • A la izquierda: figura femenina con cofia, a modo del estilo renacentista, y hombre joven barbado provisto de casco alado.
    • A la derecha: busto de mujer peinada con dos pequeñas cofias laterales, y hombre de facciones angulosas con gorro de redecilla.

    De los cuatro, podemos identificar a la figura con casco alado como el dios Mercurio.

    En la parte superior

    En el centro, vano cegado flanqueado por tres columnas a cada lado, siendo las interiores de fuste liso y capitel clásico; y las exteriores de fuste abalaustrado y capiteles de grutescos.

    Flanquean las columnas figuras humanas y de animal, de tamaño prácticamente real.

    • A la izquierda se representa un hombre fuerte barbado, de buena musculatura, ataviado solo de cinta o turbante en la frente y clámide por los muslos tapando sus partes pudientes. Entre sus manos a la altura de la cabeza que mira al frente, una clava para defenderse del león que se sitúa a su lado con el cuerpo de espaldas a él, pero con la cabeza vuelta mirándole, con una pata apoyada en la columna y la otra sobre el plinto.
    • A la derecha, personaje con las mismas características físicas y cinta en la frente. La clámide ahora cae por el hombro a la espalda, siendo agarrada con una la mano hacia la caderas con el mismo fin que el anterior. La clava la sostiene con la otra mano, también a la altura de la cabeza. Su mirada, esta vez, dirigida al cielo. El león tiene la misma postura que el anterior, aunque mirando hacia delante.

    Podemos estar viendo la representación simétrica de Hércules contra el león de Nemea, o dos salvajes peleando contra dos bestias.

    Arriba sobre el vano cegado: relieves de figuras fantásticas zoomórficas, algunas de difícil interpretación. En los extremos se localizan los relieves de dos niños tocando una tuba, y entre ellos otro friso, de menor tamaño que el anterior.

    Friso del vano superior:

    • En la parte izquierda vemos a un unicornio con las patas delanteras flexionadas. En el otro extremo, una figura femenina con corona floral, arrodillada, tratando de cubrirse con un manto (los unicornios eran difíciles de cazar, siendo sólo atraídos por el canto de jóvenes vírgenes)
    • En el centro, relieve de busto femenino, con corona de frutas, hojas y flores. La acompañan figuras con cuerpo de ave y cuello alargado con cabeza en forma de máscara deformada y contorsionada. La cola larga y enredada vegetal. La cola de la figura de la izquierda acaba en forma de cabeza de simio y la de la derecha en forma de la de carnero.

    Corona la parte superior dos animales con forma de pantera recubiertas de hojas y unidos por el cuello con collar de cascabeles. A modo de tenantes, sostienen un escudo con una cabeza humana deformada con la cuenca de ojos vacía, semicubierta por flequillo, orejas enormes con dos ramas acabadas en flor que salen de su boca.

    Si quieres visitarlo…

    Hace poco el ayuntamiento ofrece visitas guiadas en las cuales se explica lo que he comentado en esta entrada, pero además tienes la posibilidad de entrar dentro del palacio y visitar las ruinas, mediante las cuales se puede obtener mucha información sobre el edificio original, cómo fue cambiando, sus funciones… Así que si te apetece, ponte en contacto con el ayuntamiento jerezano e inscríbete como hice yo, disfrutarás mucho de la visita.

    Si quieres ver vídeos del interior y muchas más fotos, búscame en las redes para ver el reel que he hecho sobre la visita, ¡no te lo pierdas!

    Si te has quedado con las ganas de ver la fachada y de dar un paseo por la ciudad, no dejes de visitar la sección tours y servicios de esta web para encontrar las visitas que más te interesen y, de no ser así, no pasa nada, tan solo escríbeme tus ideas y diseñamos una a tu medida.

    ¡Gracias!

  • Se armó el belén

    El belén de Navidad

    Seguimos desgranando elementos navideños y ahora le toca el turno al pesebre, a ese portal de Belén que suele acompañar al árbol de navidad en nuestros hogares.

    Y como bien apunta el título de esta entrada en alusión a aquella desternillante comedia española protagonizada por el gran Paco Martínez Soria, cierto es que el paso de los años y la creatividad humana ha hecho que hoy en día se haya pasado de poner el simple nacimiento ocupado por el Niño Jesús, la Virgen María y San José, a armar un extenso belén incluyendo figuritas de toda índole y hasta obras de ingeniería que cubre los acontecimientos de la ciudad de Belén por completo, incluso ilustrando por secciones la odisea que pasaron María y José hasta que nació el Niño, hasta la adoración de los Reyes, aunque algunos van más allá en el tiempo hasta la huida a Egipto…

    Pero volvamos a los orígenes para saber de dónde viene esta tradición navideña.

    Nació en un pesebre…

    El pesebre

    La palabra pesebre deriva de la latina “praesepium”, expresión usada hacia el 350 de nuestra era por San Jerónimo en su traducción bíblica (la Vulgata)

    A su vez, “praesepium” deriva de “prae-sepas”, la cual parece estar relacionada con la griega “phate”, que describe la concavidad donde se deposita el alimento del ganado.

    Primeras manifestaciones

    la Virgen María con el Niño, Capella Greca de las catacumbas de Santa Priscila, Roma.

    Parece ser que los primeros testimonios de la Natividad datan del siglo II en las catacumbas de Santa Priscila en Roma, donde se haya la representación más antigua de la Virgen María con el Niño.

    De los siglos IV y V podemos destacar la proliferación de este tipo de imágenes esculpidas en los sarcófagos, siendo de especial mención la construcción similar a la gruta de Belén mandada a levantar por el Papa Sixto III tras reconvertir la iglesia paleocristiana primitiva del siglo IV (la Basílica Liberiana) en un templo dedicado a la Virgen. Este ejemplo data del 432 y se encuentra en el oratorio de Santa María la Mayor de Roma.

    Más adelante, en la Edad Media, los motivos navideños comienzan a esculpirse en capiteles y portadas de claustros, monasterios, abadías y templos, para educar y enseñar al pueblo sobre Historia Sagrada.

    Especial devoción al Nacimiento expresaron la Orden de los Templarios, quienes incentivaron y promulgaron el culto a Jesús y al Santo Sepulcro.

    El Belenismo

    El belén de Greccio, 1295-1299. Giotto. Basílica Mayor de Asís. Italia.

    Si tuviésemos que poner una fecha y nombre a esta tradición, esta sería el 25 de diciembre de 1223, y éste, Pietro Bernardone conocido como San Francesco d’Assisi, (San Francisco de Asís)

    San Francisco tuvo una revelación fomentada por su paso por Tierra Santa y más tarde por Roma, donde se maravilló con los mosaicos del Nacimiento de Jesús de Santa María la Mayor (justo al lado del lugar donde, por cierto, cuenta la tradición, encontrarse astillas del pesebre original)

    15 días antes de la mencionada fecha, nuestro protagonista contactó con un ciudadano también de Greccio llamado Giovanni para que lo ayudase a materializar su visión: “Deseo celebrar la memoria del Niño que nació en Belén y quiero contemplar de alguna manera con mis ojos lo que sufrió en su invalidez de Niño, cómo fue reclinado en el pesebre y cómo fue colocado sobre heno entre el buey y el asno.” Giovanni se puso manos a la obra, trabajando en la idea en el lugar donde el fraile le había señalado.

    El día acordado llegaron a Greccio frailes y monjas de diversos lugares y órdenes junto a los lugareños, portando flores y antorchas para iluminar aquella divina noche, descubriendo con gran fascinación la escena del hermoso “presepre”, momento tras el cual se celebró una misa ante él, para enfatizar el vínculo entre la encarnación de Dios padre en Jesús y la Sagrada Eucaristía.

    Pero, ¿en qué consistía el belén? Pues parece ser que nacimiento carecía de figuras salvo la del Niño Jesús, estaba cubierto de heno y también estaban presentes el buey y un asno.

    La inmediata expansión

    Figuras del Belén de San Giovanni Carbonara, Nápoles

    La toma de cuerpo de la celestial visión de San Francisco de Asís causó tal impacto que dicha idea se trasladó a las “duomos” italianas primero, para más tarde trasladarse a las iglesias europeas. Un buen ejemplo lo encontramos en la Duomo di Volterra, tallado por el escultor Andrea della Robbia.

    De la iglesia de San Giovanni Carbonara, Nápoles, se conserva el nacimiento seguramente más antiguo, formado por figuritas de madera datadas en el XIV (hoy localizadas en el Museo di San Martino)

    Ya en el siglo XVI parece ser que inició la tradición de poner montar el belén sólo en época navideña, como así se documenta en la iglesia de los Jesuitas de Praga, hacia 1562.

    Y por último podemos localizar en el mismo siglo el primer belén familiar del que se tiene constancia, propiedad de la Duquesa de Amalfi en 1567, que constaba de 107 figuras, una mezcla de personajes evangélicos y otros anónimos.

    El barroco, el impulso definitivo.

    María, José y el Niño. Giuseppe Sanmartino.

    Es de lógica aplastante que el estilo decorativo por excelencia impulsara irremediablemente la propagación de la natividad.

    En el siglo XVIII numerosos artistas de la talla de Damián Campeny, Giuseppe Sanmartino, Francisco Salzillo o Bernardo Legarda dejaron su particular impronta en el arte del belenismo.

    El belenismo en España

    Belén Napolitano. Palacio Real. Madrid

    En nuestro país, fue el rey Carlos III el que se encargó de dar el empujoncito final a la tradición, llegando a poner a disposición una gran sala del Palacio Real madrileño para organizar un belén de tal manera que pudiese ser visitado por todos.

    Pero si en Italia proliferaban los pesebres en el siglo XVI, en España no nos quedamos atrás, ya que el belén más antiguo español data de 1536, y se localiza en las Islas Baleares, concretamente en la iglesia de la Anunciación de Palma de Mallorca (popularmente la Sang)

    La leyenda del primer belén español

    Belen de la Sang. Palma de Mallorca. España

    Sí, ¡el primer belén de la península ibérica tiene leyenda!

    Érase una vez… de la bella Italia partió un navío el cual llevaba a bordo figuras escultóricas de los siete misterios marianos. El barco capitaneado por Domingo Gangonne, en cierto momento durante la travesía, se vio envuelto en una tremenda tempestad que bien estuvo a punto de hundirlo. El capitán, como buen líder marinero, lanzó la promesa de entregar uno de los siete misterios marianos que trasportaban a bordo a cambio de la salvación como exvoto milagroso.

    La promesa surtió efecto y la Divinidad tuvo a bien librarles de la muerte, siendo iluminados por una luz, la de la lámpara de Nuestra Señora de las Nieves, que permanecía eternamente encendida y provenía del convento de Nuestra Señora de los ángeles o de Jesús, en la Isla de Palma, casa que acogería más tarde al fray mallorquín evangelizador de California, Fray Junípero Serra.

    Los monjes, durante sus plegarias y meditaciones matutinas se percataron del maltrecho navío que se aproximaba hacia ellos, e inmediatamente fueron a socorrer a sus tripulantes.

    Puestos a salvo, Domingo Gangonne cumplió con lo prometido y acordó con un prior que eligiese uno de los misterios marianos, siendo el elegido el del Nacimiento.

    Curiosamente el capitán no estuvo entusiasmado con la elección, sino más bien todo lo contrario y negándose, le dio al prior como ultimátum, que eligiese algún otro o ninguno. Tras una discusión que no llevaba a ningún puerto, Gangonne se decantó por zarpar tan pronto el mar quedase en calma, pero cuando se dispuso a salir, no pudo mover la nave de ninguna manera. Sin duda, desde arriba se le estaba castigando por no cumplir su promesa y entregar de buena gana el misterio del Nacimiento al prior, por lo que no tuvo más remedio que ceder y dejar en el convento tan preciada obra de arte.

    Aquel suceso sobrenatural fue el encargado de la gran devoción de la que goza el Belén de Jesús de Palma, extraordinarias figuras góticas atribuidas al taller de Alamanno, reconocidos autores de los más añejos belenes napolitanos del último tercio del XV.

    Bueno y ahora te toca a ti compartir, ¿cómo es tu nacimiento? ¿eres de los que van mas al detalle o de los que ponen el belén sin que le falte un perejil? Me encantará leer tus comentarios.

  • El árbol de navidad

    Árbol y decoración navideña.

    El árbol más visto en diciembre…

    El árbol de navidad es un elemento de obligatoria presencia en las fiestas navideñas. Es ese elemento que nos recibe en las casas y en las ciudades, siempre presente en los lugares más importantes, para anunciar que ha llegado la época del año en la cual nos reunimos para celebrar en familia, con los amigos, vecinos y personas cercanas los días de compartir alegría, ilusión y magia.

    Los hay de majestuosa altura, medianos, pequeños; artificiales o reales; minimalistas en decoración o más barrocos; con miles de luces de colores o monocromáticos… En cuestión de árboles navideños, nunca mejor dicho: para gustos, los colores…

    Hoy en día es algo que hacemos en automático en el último mes del año: la búsqueda del árbol para decorarlo y que luzca bien bonito en el salón, pero… ¿nos hemos preguntado alguna vez por qué hacemos todo esto?

    El origen del árbol de navidad: llegada de los primeros cristianos al norte de Europa y San Bonifacio.

    San Bonifacio cortando el árbol sagrado.

    Los habitantes del norte de Europa celebraban el nacimiento de Frey, dios del sol y la fertilidad, en la fecha próxima a la Navidad.

    Para recibir a Frey, adornaban un árbol no perenne que simbolizaba el árbol del Universo, conocido como Yggdrasil, el árbol de la vida. En la copa del árbol se hallaba Asgard, la morada de los dioses; y el Valhalla, el palacio de Odín. Más abajo, en las raíces más profundas, se situaba Helheim, el reino de los muertos.

    Pues bien, se dice que San Bonifacio (680-754), evangelizador de Alemania, al llegar al norte de Europa, cortó con su hacha el árbol que representaba al Yggdrasil, plantando en su lugar un pino, árbol perenne, símbolo de eterno amor de Dios, y lo decoró con manzanas y velas, para recordar las tentaciones y el pecado original y la Luz del mundo, Jesucristo.

    Con el tiempo, las manzanas y las velas se transformaron en esferas, luces y otros adornos y más tarde, la tradición de poner regalos para los niños bajo el árbol, enviados por San Nicolás, conocido también como Santa Claus y Papa Noel, o los Reyes Magos, dependiendo de las costumbres de donde nos encontremos.

    Otra leyenda en Estonia dice…

    Otras fuentes sitúan el primer árbol de Navidad tal y como lo conocemos, en Tallín (Estonia) en torno al 1441.

    La leyenda en cuestión trata sobre un árbol situado en la plaza principal de la localidad alrededor del cual comenzó a bailar un comerciante soltero en compañía de varias mujeres quienes acabaron por prender fuego al árbol. El suceso, lejos de ser catastrófico, incitó la costumbre de iluminar abetos por las fechas navideñas.

    El primer árbol de navidad en España y una princesa rusa.

    Retrato de la princesa rusa Sofía Troubetzkoy.

    Paradógicamente, la primera persona que puso un árbol de Navidad en España era de origen ruso y viuda de un hermanastro del mismísimo Napoleón.

    La princesa rusa Sofía Troubetzkoy, se casó en segundas nupcias con el aristócrata, político y militar español José Osorio en 1869. Durante la primera navidad juntos en hoy desaparecido Palacio de Alcañices, la princesa pidió instalar un abeto decorado. Sin duda, todos los visitantes que recibió el matrimonio en palacio, impulsó la tradición de colocar en las casas el árbol navideño.

    Adornos para el árbol y su simbología…

    Adornos navideños.

    Aunque actualmente la lista de adornos para embellecer y vestir el árbol es interminable, los que siguen perdurando en el tiempo son:

    • La estrella. El astro corona el árbol, como símbolo de fe, la cual debe guiar al cristiano, de la misma manera que la Estrella de Belén guio a los magos y a los pastores al pesebre.
    • La esfera. Sustituyen a las manzanas de las tentaciones impuestas por San Bonifacio, para representar los dones que Dios otorga a los hombres.
    • Lazos. Símbolo de la unión familiar y las personas queridas.
    • Luces. Lo que en un principio fueron velas para representar la luz de Cristo.
    • La Herradura. Objeto relacionado con la buena suerte.
    • Piña. Signo de inmortalidad y unidad familiar.
    • Campanas. Anuncian la buena nueva de la Navidad
    • Ángeles. Guías y anunciadores del nacimiento de Jesucristo. Pueden pulular por todo el árbol o presidir la cúspide sustituyendo la estrella.
    • Otros elementos relacionados con las tradiciones navideñas: copos de nieve, tambores, trompetas, galletas de navidad, bastones navideños, muñecos de nieve…

    Más curiosidades…

    • Recuerda al árbol del Paraíso, de cuyos frutos comieron Adán y Eva y, por lo tanto, que Jesucristo ha venido a ser el Mesías prometido para la reconciliación.
    • Simboliza la descendencia y el brote del Árbol de Jesé, Jesucristo, el culmen de las profecías.
    • La forma triangular representa a la Santísima Trinidad.
    • Las oraciones que se realizan durante el adviento se diferencian por colores: azul para las oraciones de reconciliación, plata para las de agradecimiento, oro para las de alabanza, verde para las de abundancia, fortaleza y naturaleza.
    • El color de las luces también tienen su significado: el rojo representa el fuego, la sangre, el amor y la generosidad. El verde, la esperanza, la naturaleza y la vida. El blanco la pureza, la alegría y la fe. El dorado la prosperidad y la riqueza.

    Cuántas cosas de un simple árbol, ¿verdad? Seguro que cuando vayas a ponerte manos a la obra en la decoración del árbol después de leer toda esta información, lo pones de manera diferente.

    Si quieres compartir cómo decoras tu árbol, me encantará leerte.

  • La Bella Escondida

    La Bella Escondida, desde Torre Tavira (Cádiz)

    Cádiz, ciudad de leyendas…

    Decir que la tacita de plata está repleta de toda clase de curiosidades y leyendas no es algo que sorprenda hoy en día a nadie.

    De entre todas ellas, haciendo acopio de las fechas en las que estamos, se me apetece escribir hoy sobre esta magnífica y extraordinaria torre gaditana conocida como La Bella Escondida, torre singular no sólo por su tipología, sino además por la leyenda que la envuelve y el hecho de que es la única no visible a pie de calle… ya te pica la curiosidad, ¿verdad?

    El edificio

    Su pista se encuentra en el número 13 de la Calle José del Toro, en una casa palacio de las muchas que engalanan la ciudad. La construcción data de 1730, en estilo barroco, estilo predominante por aquél entonces. Será más tarde, sobre 1860, cuando la casa sufre una transformación al estilo isabelino, para adecuarse al estilo imperante del momento.

    Los afortunados en traspasar su casapuerta, (te animo a que te asomes a ella) cuentan que su interior posee un hermoso patio con suelo en damero, con florones con corales, escalera doble presidida por una bella estatua marmórea de la diosa Venus y balcones interiores.

    Como curiosidad, los registros situaban en el rellano, una consola con angelote con dos copas, todo de mármol. Esta consola al parecer, fue adquirida por la mismísima Duquesa de Alba cuando la casa estaba en ruinas y los nuevos propietarios acometieron la reforma.

    La Torre

    Este elemento es uno de los más característicos de la arquitectura gaditana. Su uso se hizo indispensable durante los siglos XVII y XVIII debido a la intensa actividad comercial marítima de la que la ciudad fue protagonista.

    Tal importancia queda reflejada en la espléndida maqueta de la ciudad realizada en 1777 por mandato de Carlos III, visitable hoy en el Museo de las Cortes. En ella se refleja una totalidad de 160 torres miradores, de las cuales, en la actualidad quedarán unas 126.

    Desde las torres, los vigilantes estaban atentos al mar para poder atestiguar la llegada de los barcos comerciantes con las indias, siendo de especial importancia el período de 1717 a 1765 cuando Cádiz pasó a tener el monopolio del comercio con América.

    Si paseamos por la ciudad, nos daremos cuenta de que principalmente las torres responden a cuatro modelos: garita, terraza, sillón y mixta, con excepción de la que nos ocupa, que para nada se asimila a estas.

    La decoración principal de la Bella Escondida es de tradición musulmana, con motivos geométricos en almagra (polvo de ladrillo) de ahí su color rojizo. Aunque la base de la torre es cuadrada, hacia arriba toma forma octogonal, siendo las esquinas de la base suavizadas por pequeños pilares adosados. La parte octogonal luce adornada con vidrieras en las esquinas, y a partir de la segunda planta, se observan pináculos de cerámica de color verde y dorado, entre dos columnas. Esta parte más alta también conserva los balcones.

    La leyenda

    Se cuenta, se dice, se rumorea… que la bella hija de la familia propietaria de la finca ingresó voluntariamente en un convento de clausura situado en la calle Feduchy. Tanto era el amor del padre a su hija, que para poder verla y que ella se sintiese arropada por sus seres queridos, mandó a construir la más hermosa y bella torre. De esta manera el padre encontró consuelo, al poder observar a diario desde la torre a su hija cuando salía al patio del convento.

    Quizás no sea una historia aterradora de esas que a muchos gusta escuchar, por eso animo al lector a pasear por las calles gaditanas e imbuirse en ese Cádiz Oculto del que muchos hablan e incluso escriben libros…

    Felices fiestas de Todos los Santos (o Halloween si lo deseas…)

  • ¿Lágrimas de San Lorenzo o Perseidas?

    Lluvia de estrellas conocidas como Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo.

    La lluvia de estrellas

    Todos los veranos se produce este espectacular fenómeno astrológico conocido como las Perseidas o las Lágrimas de San Lorenzo.

    El gran protagonista de este acontecimiento es el cometa 109P/Swift-Tuttle. Este cuerpo helado, al aproximarse a nuestro sol, se va derritiendo, dejando tras de sí una estela de partículas, que son las que al cruzar la órbita terrestre a gran velocidad (107.000 km/h) con el roce del aire, produce este precioso espectáculo.

    Las Perseidas

    «Danae recibiendo la lluvia dorada.» Gaspar Becerra Padilla. 1560.

    Se conocen así porque el punto donde nacen o radiante, tiene lugar en la Constelación de Perseo.

    La mitología griega nos relata la historia de cómo el dios Zeus consiguió satisfacer el capricho que le suscitaba Danae, hija de Acrisio, rey de Argos.

    Acrisio fue advertido por el gran oráculo de que estaba predestinado a morir a manos de un nieto suyo, y como los mortales creemos que podemos más que lo que ya está escrito, decidió poner a buen recaudo a su única hija, la bella Danae, quien estaba condenada a pasar los días encerrada en una torre de bronce para evitar el contacto carnal que diese como fruto el ejecutor de su muerte.

    Así y todo, una noche el grandioso Zeus se las ingenió para colarse en la habitación de la torre, y lo hizo en forma de lluvia dorada, para poder adentrarse en los aposentos de la hermosa joven y gozar de sus encantos. Y claro, de esta apasionada lluvia precipitada en el vientre de la princesa nació el gran guerrero Perseo, aquél vigoroso héroe que se atrevería a cortar la cabeza a la mismísima gorgona Medusa sin quedar petrificado ante su mirada.

    En honor a esta lluvia dorada que originó a Perseo pasó a la historia como el mito de las Perseidas.

    Las Lágrimas de San Lorenzo

    «San Lorenzo ante Valeriano y martirio de San Lorenzo.» Beato Angélico Di Pietro Da Mugello Gui. 1447-1449.

    El cristianismo también se sube al carro de las Perseidas pero a través de la figura de San Lorenzo, cristiano perseguido por el emperador romano Valeriano cuyo trágico final fue la hoguera. Durante su agónico suplicio, el cual acató con inquebrantable fortaleza, no pudo contener las lágrimas. A la luz del fuego, las lágrimas doradas del santo caían a la tierra de manera parecida como lo hacen las partículas del cometa al precipitarse desde el cielo a la tierra.

    La festividad de San Lorenzo es el 10 de agosto, día que coincide con el momento más álgido de la lluvia de estrellas de las Perseidas.

    Otra leyenda, el mito del Xi-Qui

    En China, debido a que su calendario se rige por meses lunares, comenzando con luna nueva, los días que contiene el mes puede ser de 29 o 30 días. En base a esto, el séptimo día del séptimo mes (7 de agosto), se aproxima al período del fenómeno astrológico que nos ocupa.

    El Qi-Xi, se puede traducir literalmente como «La noche de los Sietes», «el día chino del Amor» o «festival del doble siete.»

    Esta leyenda nos habla de Niulang, un joven pastor de vacas muy especiales, pues se trataba de las estrellas que pastan el cielo. Cierto día nuestro pastor se topó con unas hadas que estaban disfrutando de un baño en el lago. Niulang era un joven travieso y aventurero, y al ver a las hadas no se le ocurrió otra cosa que robarles los vestidos para ver cómo reaccionaban.

    Cuando las hadas se habían refrescado y tuvieron que volver a sus quehaceres, se sorprendieron al descubrir que sus vestidos no estaban donde los habían dejado y mirándose unas a las otras decidieron cómo resolver tan embarazoso problema ya que, según la tradición china, todo varón que viese desnuda a una mujer, tenía que casarse irremediablemente con ella.

    Las hadas finalmente decidieron que Zhinü, la más joven y bella de las hadas, saldría a buscar sus ropas y enfrentar a Niulang y así fue cómo el joven pastor y la hermosa hada contrajeron matrimonio, y fueron muy afortunados porque se llegaron a amar profundamente, de tal manera que desde el primer momento cuidaron el uno del otro y tuvieron dos hijos. Tal fue la dedicación de los jóvenes enamorados que Niulang se olvidó de su tarea de pastorear el ganado celestial y lo mismo le ocurrió a Zhinü, cuya tarea era tejer nubes.

    Un día, la diosa cielo, madre de Zhinü, comenzó a impacientarse al ver que nadie pastoreaba el ganado celestial y que el cielo estaba necesitado de nubes, y enfurecida, rasgó el cielo con una aguja de arriba a abajo, creando de esta manera la Vía Láctea que quedó justo en medio de nuestros enamorados, como una franja gigantesca que los separaba irremediablemente.

    Con la majestuosa Vía Láctea de por medio, la diosa cielo consiguió que Zhinü (la estrella Vega) retomase su labor de tejer las nubes, mientras que al otro extremo Niulang (la estrella Altair) con sus dos hijos, se ocupaba de las vacas celestiales y aunque estaba contenta por que el cosmos volvió a estar en orden, su corazón de madre sufría al ver la tristeza por el anhelo de Niulang y Zhinü de estar juntos y decidió que una vez al año, llamaría a los cuervos de la tierra para que volasen de tal manera que formasen un puente entre nuestro pastor y su hada sobre la estrella Deneb en la constelación del Cisne.

    Cada año, cuando las plumas de los cientos y cientos de cuervos se baten juntas para crear el puente, muchas de ellas se precipitan a la tierra en forma de estrellas fugaces, señal que nos indica que el pastor y su hada han cruzado el puente para disfrutar y celebrar su eterno amor.