Curiosidades

  • Un explorador jerezano en la Florida (dos)

    Llegada a la Isla del Malhado.

    Álvar Nuñez y su camino en solitario.

    Poco o nada quedaba ya de la ambiciosa expedición de Pánfilo Narváez, que yacía en el mar junto a sus sueños de gloria y riquezas…

    Llegados a este momento, nuestro jerezano comienza su expedición particular, esta vez en solitario.

    Malherido y enfermo, queda al cuidado de unos indígenas que tenían poblado en la costa donde naufragaron los barcos. Cuando su salud fue mejorando, pronto entendió que tenía que aprender a hacer algo en la tribu para no ser esclavo de ellos.

    Álvar puso sus ojos en los chamanes de la tribu, y pensó que con sus conocimientos de medicina adquiridos cuando se formó como soldado, quizás podría curar.

    Y así fue como combinando sus conocimientos sanitarios con la imposición de manos y los rezos, curó a algunos de la aldea.

    Rápidamente, su fama se fue extendiendo por los poblados de los alrededores, y no tardaron en llegar enfermos en busca de este nuevo curandero.

    Álvar Nuñez Cabeza de Vaca.

    Fortalecido en su salud, Álvar decide huir hacia el interior, a los Charrucos, para dedicarse a la mercadería de conchas, cuero, pedernal, cañas… Primero comerció con los poblados más cercanos y paulatinamente, se fue retirando hacia zonas más lejanas. Así sobrevivió seis años.

    Durante este tiempo buscó noticias de sus compañeros y consigue reunirse con otros tres supervivientes al sur de los Estados Unidos.

    Estos eran:

    • Andrés Orantes de Carranza, natural de Béjar.
    • Alonso Castillo Maldonado, de Salamanca.
    • Esteban, bereber y esclavo de Alonso, más conocido como «Estebanico», el primer hombre africano en las américas.

    Una vez reunidos, durante diez meses elaboraron un plan para fugarse, tiempo en el cual Álvar les enseña todo lo que ha aprendido como chamán.

    En el verano de 1535, los cuatro exploradores atraviesan Texas y la región de Sonora. Allí conocieron a unos indígenas que poseían casas hechas con césped y cosechaban judías y calabazas.

    Pero no todas las tribus con las que se toparon eran civilizadas. En la Sierra Madre, conocieron a una que se alimentaba de corazones de venado, aldea que bautizaron como “Pueblo de corazones.”

    La operación a corazón abierto realizada por Álvar Núñez Cabeza de Vaca.

    Una de las hazañas más sorprendentes…

    Al pasar por Arizona, Álvar realizó con éxito una operación a corazón abierto por herida de flecha a un indígena. Algunos afirman que fue la primera operación a corazón abierto de la que se tiene constancia en la historia.

    El principio del regreso a España….

    La aventura de estos cuatro intrépidos hombres tocaba su fin en 1537.

    Siguiendo el recorrido planeado, dieron con un indígena provisto de talid, y el caballo que montaba estaba llevaba herraduras, señales inequívocas de que la presencia de españoles andaba cerca.

    Efectivamente, adentrándose al sudoeste en Sinaloa, hallaron a Diego de Alcaraz, un español al mando de un grupo dedicado a hacer esclavos. La grata reunión entre españoles acabó en altercado cuando los hombres de Alcaraz intentaron esclavizar a los indígenas del grupo que seguía a los cuatro exploradores.

    Prosiguiendo el camino, casi a mitad de año, consiguen llegar a Culiacán y de allí a Compostelas, recorrido de 300 millas.

    Ya en México, fue el mismo Hernán Cortés el encargado de recibir a estos cuatro intrépidos supervivientes de la flota de la Florida.

    Al poco, todos viajaron de vuelta a España desde Veracruz, a excepción de Estebanico, que decide quedarse junto a Cortés.

    El viaje a España…

    Nuestro jerezano pone rumbo a la Península desde la Habana en 1537, diez años después de enrolarse en la expedición de Narváez.

    Y por si diez años de peripecias fuesen poco, navegando a la altura de las islas Azores, unos corsarios franceses intentaron hacerse con su barco… Álvar desembarcó ayudado y escoltado por varios navíos portugueses en Lisboa.

    De regreso a España, se entrevistó en Madrid con con Gonzalo Fernández de Oviedo, para pedir explicaciones de lo acontecido durante esos 10 años.

    Fue entonces cuando Álvar compone un escrito de sus hazañas para dar constancia a la Real Audiencia del Consejo de Indias, relato que luego profundizó, dando a lugar a su obra «Naufragios.»

    Y hasta aquí la aventura de conquista de la Florida, pero tranquilo, que la del Río de la Plata viene a continuación…. TO BE CONTINUED…

  • Un explorador jerezano en la Florida (uno)

    Expedición de Ponce de León a la Florida. Grabado 1885.

    Retomando la entrada anterior… «Y El 17 de julio de 1527, Narváez parte con la flota de la Florida desde el Puerto de Sanlúcar de Barrameda hacia Santo Domingo…»

    Pues bien, ya de primeras, en el trascurso de la navegación hasta Santo Domingo, la flota encara un temporal por el que pierden 60 hombres y un navío. Esto hizo que, nada más llegar, 140 hombres decidieran no continuar la expedición… Dadas las circunstancias, la flota decide invernar en Cuba y aprovechar para abastecerse.

    Meses más tarde, en abril de 1528 principian la ruta hacia la Florida.

    Algo a tener en cuenta es que Pánfilo Narváez no manejaba los cálculos correctos, las distancias no eran las reales. De modo que cuando marchan de Santo Domingo, vuelven a tener una accidentada travesía. A pesar de esto, logran divisar la bahía de Tampa, sin saber muy bien donde dirigirse.

    Desde los barcos advierten unas viviendas en la altura de un montículo por la actual San Petersburgo y Narváez pensó que debía tratarse de una aldea importante. Movido por el ansia, ordena el rápido desembarco.

    La expedición a la Florida con Cabeza de Vaca y Narváez.

    Adentrándose por tierra…

    Cuando Narváez y sus hombres llegan al poblado, son pacíficamente recibidos por los nativos. Allí levantan campamento y se aventuran a examinar los alrededores. A la caída de la noche, de vuelta, comprueban con asombro que los indígenas se habían marchado.

    Al día siguiente, después de tomar posesión de las tierras para el rey Carlos V, prosiguieron la búsqueda, hallando otra aldea sin riquezas ni alimento. Es aquí donde los indígenas aconsejan a los españoles continuar hacia el norte para llegar a las tierras de los Apalaches, tierras con oro y alimento.

    Regresando al campamento, Narváez organiza la marcha al estilo de Cortés, dividiendo la expedición por mar y por tierra, con la idea de reunirse en el norte.

    La paciencia de los exploradores comenzaba a agotarse, entre ellos la de Álvar, pues temía que con los cálculos marítimos incorrectos y la incertidumbre que presentaba el terreno, la empresa estaba avocada al desastre.

    Los 100 hombres que iniciaron la expedición por mar buscaban la próxima boca de la bahía de Tampa, sin embargo la realidad es que ésta se encontraba al sur. Mientras por tierra, Narváez junto con Álvar y los demás hombres anduvieron por 15 días a través de una espesa vegetación con fauna desconocida y ciénagas de mucha agua. Por fin, en un poblado al norte del río Vitalcoche pudieron comer maíz.

    Prosiguieron por las tierras de los Timucuas, entrando en contacto con ellos, hasta llegaron a las tierras de los Apalaches ya en época estival, pero… «la tierra prometida» por los anteriores indígenas resultó ser una humilde aldea de escasas 40 chabolas mal construidas, habitadas por fieros guerreros.

    Narváez y Cabeza de Vaca explorando las tierras a caballo.

    Tres insufribles semanas pasaron en el territorio de los Apalaches, pero por más que buscaron ayudados de tres rehenes, nada hallaron más que la destreza de los arcos y las flechas de aquellos nativos. Sus efectivos ataques mermaron el ejército de Narváez que poco podía hacer con las pesadas ballestas y arcabuces.

    A Narváez no le queda otra que desistir al finalizar la tercera expedición, a la altura de la actual Georgia, y ordena el retroceso a la costa, soportando el duro ataque de los aborígenes en las tierras pantanosas.

    En la costa, cerca de la actual Tallahassee, pararon en un poblado donde pudieron alimentarse de maíz, frijoles y zapallos. Ya con provisiones, retomaron la marcha siguiendo el curso del río que bautizaron como San Marcos, hoy día «Saint Marks», hasta la llegada a la costa.

    Finalmente, nuestro protagonista toma las riendas…

    Cabeza de Vaca y Narváez en la Costa.

    Las pésimas condiciones en las que llegaron, entre ellos Narváez que se encontraba gravemente herido, propició que nuestro jerezano tomase el mando. Álvar ordenó la construcción de 5 barcazas, de unos 8 a 12 metros de longitud, aprovechando las armas y armaduras, además de los recursos naturales.

    Durante el tiempo que tardaron en diseñarlas se alimentaron del maíz, la pesca y finalmente sus caballos. Para honrar a sus valiosos equinos, bautizaron la bahía como «Bahía de los Caballos.»

    En septiembre, listas las barcazas, los 242 hombres se repartieron en grupos de 50 y bordearon la costa rumbo oeste en busca del hoy Tampico, creyendo que no estaba muy lejos… Lo cierto es que pasaron muchos días soportando tormentas, hambre, sed y el dolor de las heridas. Finalmente un huracán los hizo naufragar dos días antes de llegar al río Mississippi.

    Las naves se separaron, algunas se hundieron, como es el caso de la que pilotaba Narváez; y otras fueron arrojadas con violencia contra la costa. La barcaza en la que iba Álvar corrió mejor suerte y fue arrastrada hasta la actual Galvestone.

    En noviembre de 1528, la flota de la Florida que partió inicialmente con 600 hombres quedó reducida a 80. Al llegar a la isla, coincidieron en llamarla «mal hado», porque si algo definitivamente no les acompañana era la buena fortuna.

    Y hasta aquí la primera parte. ¿Qué será ahora de nuestro protagonista? TO BE CONTINUED…

  • Carteia

    Vistas a la playa de Guadarranque. Bahía de Algeciras. San Roque. Cádiz.

    El año pasado en mi escapadita navideña…

    decidí visitar la parte más cercana al estrecho: San Roque, Jimena de la Frontera, Castellar de la Frontera y Algeciras. De esta manera, pude tachar todas ellas de mi lista de lugares a visitar, incluyendo la ansiada a este yacimiento, la antiquísima ciudad de Carteia.

    Sus orígenes…

    En siglo VII a. C, los fenicios se establecen en el Cerro del Prado, situado a 2kms. al noroeste de la actual Carteia, para desempeñar su actividad comercial.

    La fundación.

    Tres siglos más tarde, los cartagineses o púnicos erigen la ciudad donde la conocemos en la actualidad.

    Guerras púnicas y la caída de Cartago.

    Tras las famosas Guerras Púnicas, el Imperio Romano vence al Cartaginés y en el siglo III a. C, se establece en Carteia, ampliándola considerablemente y llevando a cabo su proceso de monumentalización.

    Colonia Libertinorum Carteia.

    La población residente en Carteia, fruto de la unión de soldados romanos y mujeres hispanas, demandaron a Roma en el año 171 a. C. la concesión del título «Colonia Libertinorum Carteia», convirtiéndose en la primera colonia latina fuera de Italia.

    El yacimiento

    Restos de friso, columnas y capiteles romanos. Yacimiento Carteia. San Roque. Cádiz.

    En plena bahía de Algeciras, a escasos metros de la playa de Guadarranque podemos contemplar…

    Edificio augusteo:
    • Construido con grandes sillares de piedra ostionera.
    • La robustez que presenta apunta a la existencia de una planta superior y terraza.
    • A la derecha, las dependencias evidencian la existencia de «tabernae» o tiendas, abiertas a la calle que sube de la parte baja de la ciudad.
    • En el XVIII se construyó sobre él un complejo, El Cortijo del Rocadillo, en funcionamiento hasta el siglo XX

    Templo republicano:
    • Levantado sobre antiguas construcciones religiosas de época púnica.
    • Monumento más antiguo de era republicana, del II a. C.
    • Alzado sobre podium y acceso mediante escalinata frontal con dos cuerpos laterales que rematan la fachada.
    • Posiblemente hexástilo, rodeado de columnas salvo en la parte trasera.
    • La sala interior contenía la deidad.
    • En el I a. C. se remodeló la fachada y se le adosaron edificios, lo que supondría el fin de su uso religioso.

    Necrópolis tardo romana:
    • Datada del VI al VII d. C.
    • Las sepulturas, concentradas alrededor del templo, reutilizaron elementos arquitectónicos previos.
    • En su mayoría, se sepultaron hombres adultos.
    • Los ajuares presentan las tradicionales jarritas visigodas de un asa.
    • Sobre ella se asentó el Cortijo del Rocadillo (XIX-XX) conservándose del mismo el pozo y el pavimento de las estancias de los trabajadores.

    Piscina de planta basilical

    Domus romana:
    • Se halla junto al templo.
    • Alzada sobre construcciones más antiguas de época republicana, y ésta a su vez, sobre anteriores púnicas.
    • Gran edificio porticado de clase adinerada.
    • Casa de atrio, o patio central con acceso mediante pasillo y dos estancias simétricas a ambos lados.
    • Atrio de cuatro columnas con «impluvium» central con óculo en la cabecera que comunicaba con la cisterna.
    • Construida con tejas de piedra caliza unidas mediante argamasa. En esquinas y vanos, grandes bloques de piedra arenisca.
    • Paredes enlucidas decoradas con pinturas murales
    • Pavimento del tipo «opus signinum» (mortero con arena y cal, reforzado con cerámica).
    • Al lado se erige una «insulae» para personas de menor poder adquisitivo.

    Cupa Structilis:
    • Cupa (barril o tonel) de mampostería revestida con fina capa de cal y una banda de pintura roja que rodeaba la base.
    • Junto a ella, en uno de los laterales y en el frontal, presenta una «mensa» o lugar para ofrendas.
    • Lugar de enterramiento de un niño de 2 años. Su cuerpo estaba colocado en un sarcófago de plomo en un receptáculo de ladrillos.
    • Los elementos del ajuar hallados sobre el sarcófago lo sitúan sobre el siglo II d. C.
    • Las clases más humildes solían usar este tipo de enterramiento.

    Edificio termal:
    • Construcción de tamaño considerable.
    • En uso probablemente del siglo I al IV d. C.
    • Disponía de todas las dependencias típicas de estas construcciones: «caldarium», «tepidarium», «frigidarium»y «apodyterium.»
    • Se completaba con una «palestra» para el ejercicio gimnástico, una «natatio» al aire libre, y letrina.
    • La reutilización de materiales constructivos apuntan a sucesivas ampliaciones y cambios en su estructuración.
    • Entre los siglos VI y VII d. C. fue convertida en necrópolis.
    • En el mismo lugar se encuentran restos de un edificio de forma absidal, posiblemente de una basílica tardo romana.

    Domus romana:
    • «Domus del Rocadillo.»
    • De características similares a la mencionada anteriormente.
    • Situada en un cruce de calles, se accedía al interior subiendo un par de peldaños.
    • Tras el pequeño vestíbulo, disponía de una amplia estancia desde la que se accede a otras de igual forma y tamaño. Bajo esta primera gran estancia se construyó una gran cisterna.
    • Usaron el estuco y el color rojo para sus muros, y el «opus signinum» para el pavimento.
    • La habitación de la derecha conserva restos de mosaicos polícromos, y el resto mosaicos con espirales geométricos complejos.
    • Las demás estancias se abrían al «perystilum» con estanque ornamental central, cuyo pavimento estaba decorado esta vez con mosaicos.

    Torre del Rocadillo:
    • El ingeniero Juan Pedro Livadote, siguiendo órdenes del rey Felipe II, construye esta torre vigía.
    • Forma parte del sistema de defensa de la bahía ante los recurrentes ataques de piratas berberiscos.
    • Mide 12 metros de altura y tiene una fuerte base de cuerpo macizo.
    • En su interior se encontraba la cámara del guardia, una sala abovedada con chimenea de tiro vertical y estrecha ventana para vigilar la desembocadura del río Guadarranque.
    • El acceso a la cámara del guardia se realizaba mediante una escalera de cuerda.

    Industria pesquera:
    • Actividad romana basada en el desplazamiento anual de los atunes desde el Atlántico al Mediterráneo.
    • En la región se establece una poderosa industria pesquera y de salazones a partir del siglo I a. C.
    • Carteia tuvo varias industrias a lo largo de la ribera del río Guadarranque y junto a la Bahía.
    • Las factorías disponían de piletas para las salazones y espacios para la elaboración de la famosa, exquisita y carísima salsa romana «Garum.»

    Visitar este yacimiento fomenta la imaginación y mejora nuestra salud al recorrer el entorno natural donde se encuentra. Actividad apta para realizar en familia.

    Recuerda que en la sección de «tours y servicios» de esta web encontrarás muchas sugerencias para tu estancia en la provincia gaditana, y si no es así, creamos una a tu medida.

    ¡GRACIAS!

  • A Santiago de Compostela desde Cádiz

    Plaza de la Catedral, Cádiz.

    Guiando a los grupos por la ciudad de Cádiz y alrededores, muchos se fijan en las simbólicas vieiras que marcan el camino hacia Santiago de Compostela y me preguntan cómo es el camino desde aquí.

    Así que voy a abordar el tema hoy en memoria del día del Santo, no sin antes recomendarte la lectura de una de las entradas ya publicadas en las que profundizo más sobre la figura del apóstol: https://dejateguiarporcarolina.com/santiago-apostol/

    «Todos los caminos llevan a Roma», y más tarde a Santiago…

    Al sur de la península son conocidas tres rutas jacobeas:

    • El Camino Mozárabe (desde Málaga, pasando por Granada, Jaén, Córdoba y Almería para enlazar con la Vía de la Plata)
    • La Vía Augusta
    • La Vía de la Plata

    Vamos a centrarnos en los dos que nos interesan.

    La Vía Augusta:

    Originalmente, calzada romana de más de 1.500 kilómetros, la más larga de toda Hispania. Principal eje de comunicaciones y red viaria.

    Recorría la costa mediterránea, desde los Pirineos a Cádiz.

    «Vía Augusta Julia», nombre original que honraba a los emperadores Julio César y Augusto, interventores de su construcción a finales del siglo I a.C.

    Actualmente vía conocida como el Camino desde Cádiz a Sevilla que enlaza con la Vía de la Plata hasta Santiago de Compostela.

    Consta de 170 kilómetros divididos entre 7 a 10 etapas.

    Vía de la Plata:

    También antiguas vías romanas, conjunto de calzadas que unían el suroeste con el noroeste peninsular.

    En su tramo central encontramos la calzada «Iter Ab Emerita Asturicam» que unía las dos relevantes poblaciones romanas de «Emerita Augusta» (Mérida) y «Asturica Augusta» (Astorga) 

    Posteriormente a la caída del imperio romano, sus calzadas fueron usadas por los árabes y más tarde cristianos, que al conocer la veneración de la tumba del santo Apóstol, las caminaron en peregrinación para visitarlo.

    Esta consta de un total de 960 kilómetros divididas en unas 26 etapas.

    Jerez de la Frontera marca el camino ceretano…

    Hito del camino ceretano. Fachada principal de la Iglesia de Santiago. Jerez de la Frontera.

    Hace un año, tal día como hoy, la asociación Jacobea de Jerez de la Frontera «Sharish» inauguraba el primer hito oficial del Camino Ceretano por la Vía Augusta a Santiago de Compostela.

    La idea se gestó al poco tiempo de la creación de dicha asociación, con la idea de colocar Jerez en los mapas mundiales de los caminos a Santiago. De esta manera se honraría el hecho que afirman algunas fuentes, que el apóstol entró por Cádiz y pasó por Jerez.

    Para ello, la asociación trazó dos itinerarios:

    • el Alfonsino, por intramuros, recorre las iglesias más antiguas de la ciudad levantadas por Alfonso X.
    • y el de la Patrona, por extramuros, a la misma Iglesia de Santiago.

    Ambas rutas en lazan con la salida norte por el camino de Morabita, que antaño dividía el ager de Asta Regia y Ceret, llegando a Gibalbín junto el Cuervo.

    En la cercana Mesas de Asta, la plataforma por Asta Regia inauguró meses antes dos hitos, que formarían las siguientes paradas después del ceretano.

    Como curiosidad, este hito contiene una cápsula del tiempo, que contiene entre otras cosas: vinos de Bodegas Tradición, el periódico del día de la inauguración de «Diario de Jerez», un documento informativo con datos sobre la realización del mismo y el acto de inauguración, y una memoria histórica de la entidad. 

    Y hasta aquí mi pequeño homenaje al apóstol patrón de España, factor común de miles de historias que comparten los peregrinos por estos antiquísimos senderos de la península.

    Y ya sabes, no te quedes con las ganas de verlo y avísame, que estaré encantada de guiarte. Échale un ojo a la sección de tours y servicios para elegir el que más te guste, y si no, tranquilo, lo creamos a tu medida. Sígueme para mucho más en mis redes sociales.

    ¡GRACIAS!

  • Un explorador jerezano en la Florida (intro)

    Retrato de Álvar Núñez Cabeza de Vaca.

    Llevo ya algún tiempo queriendo escribir sobre este fascinante paisano mío, pero la verdad es que por más vueltas que le doy, no sé cómo abordar la vida de Álvar y contar todo lo que él vivió en una simple entrada de blog.

    Basta indagar un poco para comprobar que cada fuente añade más y más información. Hecho que, he de confesar, aún me engancha más.

    Hecha la advertencia, he considerado que la opción de ir por partes es la mejor para el lector y para una servidora, así que humildemente, voy a intentar hacerlo lo mejor posible.

    Empecemos pues con la primera etapa de la vida de Álvar y los antecedentes de la aventura al nuevo mundo, antes del gran periplo de la conocida expedición de la Florida.

    Orígenes, juventud y primeras hazañas

    Orígenes

    Álvar Núñez Cabeza de Vaca, natural de Jerez de la Frontera, nació a finales del siglo XV en el seno de dos poderosas familias.

    (como curiosidad, existe una antigua casa señorial en la c/ Cabezas, situada entre los primitivos barrios jerezanos de San Mateo y San Lucas, cuyo patio presenta en sus columnas capiteles de cabezas de vaca… ¿la residencia familiar quizás?)

    El gran conquistador y gobernador de Gran Canaria Pedro de Vera era abuelo paterno de Álvar. Y su padre Francisco de Vera, reconocido caballero veinticuatro de Jerez.

    Su madre, Teresa Cabeza de Vaca, procedía de familia hidalga. Según cuentan, el pastor que señaló el camino a seguir a los caballeros cristianos mediante una cabeza de vaca para sorprender al enemigo en la Batalla de Tolosa era antepasado suyo (de ahí el apellido)

    Y por si esto fuese poco, la tía materna de Álvar, Beatriz Cabeza de Vaca, contrajo matrimonio con el conquistador de Melilla, Pedro de Estopiñán. 

    Juventud

    No miento cuando digo que las dificultades en la vida de nuestro protagonista fueron constantes.

    Ya desde muy pequeño Álvar quedó huérfano, al cargo del cuidado de sus familiares.

    Es sabido que Álvar admiraba profundamente a su tío Pedro de Estopiñán, quien tuvo a bien encargarse en gran manera de la educación de su sobrino.

    Estopiñán, aprovechó la buena relación que mantenía con los Medina Sidonia, poderosa familia de la nobleza en la provincia gaditana, y colocó a su sobrino como paje y chambelán al servicio de Alfonso Pérez de Guzmán, tercer Duque de Medina Sidonia.

    Primeras hazañas

    Es al servicio de esta familia cuando en 1511, Álvar participa en la Liga Santa que enfrentó a italianos y franceses. Más tarde, con las tropas del rey Carlos V, luchará en las revueltas de los comuneros y en la invasión francesa de Navarra.

    A su vuelta a Sevilla, donde residía al servicio del duque, se casó con María Marmolejo, cuya familia pertenecía a la burguesía sevillana.

    La influencia de la familia Medina Sidonia fue sin duda la que le granjeó la posibilidad de partir en la expedición dirigida por Pánfilo Narváez hacia la Florida, con cargo de alguacil mayor y tesorero de la misma.

    La Expedición a la Florida, antecedentes.

    Juan Ponce de León y Figueroa, natural de Valladolid,1460.

    Añadido a los descendientes de Pedro Ponce de Cabrera, esposo de la infanta Aldonza, la hija ilegítima del rey Alfonso IX de León.

    De su educación se encargó su familiar Ramiro Núñez, en Sevilla.

    Paje del rey Fernando el Católico, participó en la conquista de Granada junto a su tío Rodrigo Ponce de León.

    ​Se duda si conoció el nuevo mundo con Colón en su segundo viaje o más tarde con Nicolás de Ovando.

    Gracias a la intervención de Bartolomé Colón, consigue que Fernando el Católico le conceda título para explorar las tierras del norte de Cuba.

    En 1513 partió con tres naves de San Germán, navegando por las Bahamas para llegar a la isla de San Salvador.

    En la festividad de la Pascua Florida, llegó a una península que bautizó en honor a dicha festividad como La Florida.

    Pánfilo de Narvaez, posiblemente natural de Segovia, 1470.

    Sabemos que sirvió en Jamaica.

    En 1510 sería ascendido a lugarteniente del gobernador general de Cuba, Diego Velázquez de Cuellar. Ayudó activamente en su conquista.

    Realizó expediciones hacia el extremo más occidental sobre el año 1514.

    Ante el desobedecimiento de Hernán Cortés, el gobernador general de Cuba vuelve a confiar en Narváez y lo envía a capturarlo y traerlo vivo o muerto. El resultado de la misión fue desastroso, pues no sólo fue derrotado sino que también hecho prisionero en una batalla que además de la honra, perdió un ojo.

    Una vez libre, consiguió que el rey Carlos V le otorgase el título de adelantado de la Florida, con permiso para explorarla y gobernar toda tierra que descubriese partiendo del río de Las Palmas.

    Narváez armó una expedición procurándose 5 naves y 600 hombres, entre los cuales se encontraba nuestro protagonista jerezano.

    El 17 de julio de 1527, Narváez parte con La flota de la Florida desde el Puerto de Sanlúcar de Barrameda hacia Santo Domingo… CONTINUARÁ

  • Un palacio jerezano olvidado en el tiempo

    Palacio Riquelme. Plaza del Mercado. Jerez de la Frontera.

    Su historia…

    Tras la conquista definitiva de la ciudad de Jerez por el rey castellano Alfonso X el Sabio, el monarca tuvo la a ardua tarea de repoblar estas tierras de frontera. Para ello, precisó de la nobleza castellana y trajo consigo treinta hijosdalgo, entre los cuales estaba don Beltrán Riquelme y Bernal Riquelme.

    Este fue uno de los apellidos relevantes en época medieval, rivalizando literalmente, con otras importantes familias como los Ponce de León o los Villavicencio.

    Para dar muestra de poder, escogieron el antiguo centro de la nobleza medieval para establecerse, la Plaza del Mercado en el barrio de San Mateo, apostando en la construcción por un estilo avanzado que rompiese los moldes de la arquitectura medieval jerezana.

    En el siglo XV adquieren una manzana de casas en la mencionada plaza. Don Hernán Riquel, quizás enamorado de la espléndida ventana en esquina del Palacio de Gracia de los Ponce de León (https://dejateguiarporcarolina.com/la-esquinita-mas-bella-de-jerez/) contó para la fachada con el mismo maestro Fernando Álvarez.

    De bella y armónica inspiración renacentista, fue el edificio civil más importante, por acoger en numerosas ocasiones las sesiones del Cabildo jerezano, debido a epidemias y otras calamidades que constantemente amenazaban la ciudad.

    La fachada…

    Fachada principal de palacio. Visita guiada por el ayuntamiento jerezano.

    Se trata de una magnífica obra con rasgos históricos y mitológicos, digna de glorificación del linaje de los Riquelme.

    Sabemos por una muy deteriorada cartela, que la fecha de finalización de la parte escultórica fue en 1543.

    Comencemos de abajo a arriba…

    La puerta de entrada está flanqueada por dos pares de columnas de capitel corintio romano alzadas sobre plintos. Las volutas han sido sustituidas por unos mascarones con cabezas grotescas reducidas, aladas, con alargados cuellos, mezcladas con otras normales.

    En las jambas se sitúan cuatro relieves de retratos en medallones o tondos, identificables gracias a los rótulos que los rodean:

    A la izquierda:

    • “Nabucodonosor Rex Babilonis” Representación del rey de Babilonia Nabucodonosor. Rostro de perfil con barba y corona. La corona está compuesta por la figura de hombre desnudo que se arrastra por el centro, flanqueado de serpientes y dragones en los extremos echando fuego (capítulo que podemos leer en la Biblia, en el libro de Daniel, 4,30)
    • Emperador romano Constantino

    A la derecha:

    • “Camila Regina Magna.” Camila aparece de perfil, con casco. La parte delantera de éste compuesta por el rostro de un anciano, tal vez su padre, y una escena pequeña de lucha entre centauros y lapitas (Virgilio habla de Camila en la Eneida, hija del rey Metaboo, consagrada a la diosa Diana, por tanto, adiestrada en la caza y artes de guerra). La escena del casco corresponde al episodio de la boda mitológica entre Hipodamia y Peritoo
    • Rómulo y Remo. Fundadores legendarios de Roma.

    Sobre el dintel: el escudo de la familia, yelmo portado por dos tenantes, hombres con piernas de vegetales (decoración de grutesco)

    El Friso: profusamente decorado, formado por tres tondos con retratos y entre ellos animales híbridos fantásticos.

    Los animales híbridos fantásticos:

    • Flanqueando el retrato central con parte superior de ave e inferior vegetal, siendo el de la izquierda acabada la cola por un felino (la de la derecha no se aprecia por deterioro)
    • Los más alejados son igualmente híbridos, el de la izquierda mitad superior lobo con alas e inferior vegetal acabado en cola de cabeza de león. La otra, mitad superior felino con alas y barba de chivo e inferior vegetal con cola acabada en cabeza de mono.

    Los tondos:

    • Central: hermosa joven de pelo ondulado con flores y frutos. De su cuello pende una medalla que parece tratarse de medio corazón.
    • A la izquierda y a la derecha vemos tondos con relieves de bustos de hombre y mujer.

    El tondo central podría representar a varias diosas o alegorías, pero la situación cercana a ella de cornejas, la pantera y el medio corazón de colgante, nos hace optar por la representación de la Concordia. Sin embargo, hay otra interpretación posible, la de la Virtud siendo atacada por los Vicios, mismo motivo decorativo que se encuentra en el palacio de Villamarta.

    En los extremos, sobre los capiteles de las columnas:

    • en el lado izquierdo: relieve rectangular donde un hombre fuerte lucha con un león. Es Hércules luchando contra el león de Nemea.
    • en el lado derecho, relieve de igual forma, que representa el rapto de Deyanira por el Centauro Neso, donde vemos a Hércules de nuevo, aquí empuñando el arco y la flecha para impedirlo. Deyanira va a la grupa del centauro sobre las aguas del río, entre árboles.

    En los laterales de estos relieves: se esculpen cuatro rostros, uno a cada lado.

    • A la izquierda: figura femenina con cofia, a modo del estilo renacentista, y hombre joven barbado provisto de casco alado.
    • A la derecha: busto de mujer peinada con dos pequeñas cofias laterales, y hombre de facciones angulosas con gorro de redecilla.

    De los cuatro, podemos identificar a la figura con casco alado como el dios Mercurio.

    En la parte superior

    En el centro, vano cegado flanqueado por tres columnas a cada lado, siendo las interiores de fuste liso y capitel clásico; y las exteriores de fuste abalaustrado y capiteles de grutescos.

    Flanquean las columnas figuras humanas y de animal, de tamaño prácticamente real.

    • A la izquierda se representa un hombre fuerte barbado, de buena musculatura, ataviado solo de cinta o turbante en la frente y clámide por los muslos tapando sus partes pudientes. Entre sus manos a la altura de la cabeza que mira al frente, una clava para defenderse del león que se sitúa a su lado con el cuerpo de espaldas a él, pero con la cabeza vuelta mirándole, con una pata apoyada en la columna y la otra sobre el plinto.
    • A la derecha, personaje con las mismas características físicas y cinta en la frente. La clámide ahora cae por el hombro a la espalda, siendo agarrada con una la mano hacia la caderas con el mismo fin que el anterior. La clava la sostiene con la otra mano, también a la altura de la cabeza. Su mirada, esta vez, dirigida al cielo. El león tiene la misma postura que el anterior, aunque mirando hacia delante.

    Podemos estar viendo la representación simétrica de Hércules contra el león de Nemea, o dos salvajes peleando contra dos bestias.

    Arriba sobre el vano cegado: relieves de figuras fantásticas zoomórficas, algunas de difícil interpretación. En los extremos se localizan los relieves de dos niños tocando una tuba, y entre ellos otro friso, de menor tamaño que el anterior.

    Friso del vano superior:

    • En la parte izquierda vemos a un unicornio con las patas delanteras flexionadas. En el otro extremo, una figura femenina con corona floral, arrodillada, tratando de cubrirse con un manto (los unicornios eran difíciles de cazar, siendo sólo atraídos por el canto de jóvenes vírgenes)
    • En el centro, relieve de busto femenino, con corona de frutas, hojas y flores. La acompañan figuras con cuerpo de ave y cuello alargado con cabeza en forma de máscara deformada y contorsionada. La cola larga y enredada vegetal. La cola de la figura de la izquierda acaba en forma de cabeza de simio y la de la derecha en forma de la de carnero.

    Corona la parte superior dos animales con forma de pantera recubiertas de hojas y unidos por el cuello con collar de cascabeles. A modo de tenantes, sostienen un escudo con una cabeza humana deformada con la cuenca de ojos vacía, semicubierta por flequillo, orejas enormes con dos ramas acabadas en flor que salen de su boca.

    Si quieres visitarlo…

    Hace poco el ayuntamiento ofrece visitas guiadas en las cuales se explica lo que he comentado en esta entrada, pero además tienes la posibilidad de entrar dentro del palacio y visitar las ruinas, mediante las cuales se puede obtener mucha información sobre el edificio original, cómo fue cambiando, sus funciones… Así que si te apetece, ponte en contacto con el ayuntamiento jerezano e inscríbete como hice yo, disfrutarás mucho de la visita.

    Si quieres ver vídeos del interior y muchas más fotos, búscame en las redes para ver el reel que he hecho sobre la visita, ¡no te lo pierdas!

    Si te has quedado con las ganas de ver la fachada y de dar un paseo por la ciudad, no dejes de visitar la sección tours y servicios de esta web para encontrar las visitas que más te interesen y, de no ser así, no pasa nada, tan solo escríbeme tus ideas y diseñamos una a tu medida.

    ¡Gracias!

  • La esquinita más bella de Jerez

    Palacio de Gracia. Jerez de la Frontera.

    Los orígenes…

    en el siglo XV, el monarca español Enrique IV quiso visitar la ciudad.

    No pudiendo alojarse en el alcázar como de costumbre, debido a su serio estado ruinoso, ordenó la construcción de unas casas con idea de donarlas al alcaide Don Esteban de Villacreces.

    El palacio se alzó junto al Convento de las monjas de Santa María de Gracia, por lo que recibió el nombre de el «Palacio de Gracia.»

    Con el paso de los años, los herederos fueron realizando modificaciones en el edificio.

    La hermosa decoración de esta esquina del palacio fue añadida en el siglo XVI, cuando María de la Cueva y Zurita hereda la casa de su tía Luisa de Villavicencio y Zurita. Cuando María casa con Francisco Ponce de León y Basurto, la pareja decide ejecutar esta joya del edificio.

    Eligieron a Fernando Álvarez, conocido en la ciudad por la impresionante fachada de otro hermoso palacio jerezano, el Palacio Riquelme.

    Estilo y composición

    Sabemos que la obra data del siglo XVI por la cartela en el lado inferior derecho del ventanal que marca la fecha 1537.

    El estilo, por tanto, es renacentista. Sin embargo, debido a la profusión, tipo de decoración e iconografía, podemos hablar de plateresco.

    El ventanal se estructura de la siguiente manera:

    • Parte inferior: doble friso o podio.
    • Parte media, sobre el friso o podio anterior: vano germinado con arcos de medio punto y un parteluz. Los envuelve otro arco, que descansa en dos pilastras cajeadas con decoración de candelieri. En los laterales, dos columnas abalaustradas cierran la composición.
    • Corona: friso rematado por cornisa.

    La iconografía.

    En la parte inferior:

    • derecha: cartela con año de finalización, 1537.
    • izquierda: representación de la palabra «año» mediante la cara de un anciano gritando, con alas, flanqueado por dos tenantes mitad hombre, mitad vegetal, que tiran de anillas a ambos lados del anciano por unas cuerdas.

    El grito del anciano muestra la preocupación por el paso del tiempo.

    El que lleve alas indica que “el tiempo vuela.”

    Friso entre cartelas:

    • “Omnia pretereunt preter amare Deum”: todo pasa, menos el amor de Dios.
    • “Vanitas vanitatu um et Omnia vanitas”: vanidad de vanidades y todo es vanidad.

    Friso:

    • parte izquierda: dos amorcillos de cuerpo entero sostienen en sus cabezas cestos con flores y frutos, separados por una copa llena de lo mismo. Sobre la cabeza de otro amorcillo, se apoya un busto de una joven con cinta en el pelo y frente, que se entremezcla con corona de adornos frutales. La joven está flanqueada a su vez por pequeñas cornucopias frutales.
    • parte derecha: un amorcillo de cabeza desproporcionada con cuerpo ondulante pisa la cabeza de otro. Su mano derecha sujeta una antorcha de la que cuelga un yelmo, y la izquierda sostiene una lanza o arco del que pende una coraza. La cabeza del amorcillo sirve de base para un busto de mujer de avanzada edad con tocado de medialuna o rodete, que sostiene una antorcha en la mano izquierda.

    Ambas mujeres podrían ser figuras alegóricas de Hémera y Nicte, es decir, el día y la noche. Cuando Hémera aparece en el horizonte, Nicte desaparece en el Tártaro.

    En la parte media:

    Este lugar está ocupado por tres escudos heráldicos de las familias:

    • Villavicencio-Zurita
    • Ponce de León
    • De la Cueva.

    Para sostener los escudos se encuentran entre los mismos dos tenantes o ángeles. Son de aspecto juvenil y viril, por lo que puede tratarse de ángeles o la representación aniñada de la Niké o Victoria.

    Los espacios entre los arcos de medio punto inferiores y el superior están ocupados por dos figuras, rodeadas por coronas florales con dormideras y frutos:

    • la de la izquierda con aspecto de varón de madurez, barbado.
    • la de la derecha, de mujer, doncella hermosa, con cadenita que adorna su tocado de la que pende una medalla que reposa en su frente.

    Ambas figuras podrían representar los dueños del palacio.

    No obstante, podría tratarse de las de Hades y Perséfone: Hades, hombre avanzado en edad al cuidado del inframundo, se enamoró de la bella ninfa Perséfone. Hades se las ideó para engañar a Perséfone (aquí entra en juego las dormideras) llevarla al inframundo. Su madre la fue a buscar y llegó a un acuerdo con Hades para que durante el otoño y el invierno su hija se quedase con él en el Tártaro, mientras que en primavera y verano permanecería junto a su madre. De esta manera se originó las estaciones.

    Las pilastras y el arco que contienen los relieves anteriores son de decoración profusa de grutesco.

    • la de la izquierda vuelve a mostrar dos retratos superpuestos de perfil sobre cabezas de animales, frutos y hojas. El del hombre es maduro y el de la mujer joven.
    • la de la derecha muestra seres mitológicos mitad carneros alados y mitad serpientes sobre decoración de candelieri, con motivos frutales, armas, yelmo, escudo, tambor…

    El arco mayor que contiene lo anterior, también decorado con candelieri, con cabezas de hiena, amorcillos, jarrones, frutos, cabezas de carneros… En el centro, una vasija con forma de «lekythos» (similar a los jarrones que usamos para las flores)

    Las enjutas de los arcos muestran dos medallones con retratos acompañados de figuras famélicas y deformes:

    • el de la izquierda: persona joven con casco en forma de halcón y con alas desplegadas. Debido a la suavidad de los rasgos faciales podría ser tanto hombre como mujer. Podría tratarse la representación del dios Mercurio.
    • el de la derecha: joven vestido a la manera de la época, con sombrero y cadena en el cuello.

    Corona:

    En el friso se contempla un relieve decorado con grutescos:

    • compuesto de cuerpos de ancianos con piernas de plantas, niños a la grupa de seres fantásticos, armas rodeando la cabeza de un niño con forma de jarrón del que sale una pequeña cornucopia, máscaras con expresiones espantosas…
    • parte central (esquina de la ventana): se observa la cabeza de un amorcillo con ojos cerrados junto a un insecto alado. En la cabeza del amorcillo se apoya una vasija en forma de crátera engalanada.

    Dicha composición podría hablarnos sobre el bien y del mal, así como de la «Caja de Pandora» ya que parece que del interior de la crátera central procede toda la representación.

    ¿Qué te parece?

    Seguro que Jerez te suena por muchas cosas pero pocos son los que descubren estos tesoritos dispersados por la ciudad.

    Si te apetece descubrir la ciudad, tienes muchas opciones en el apartado «tours y servicios», y no solo de Jerez, sino de toda la provincia y alrededores.

    Y si tienes otra idea en mente, cuéntamela y seguro que diseñamos tu plan perfecto.

    Gracias.

  • De feria del ganado a Feria del Caballo

    Alumbrado de la Feria del Caballo. Jerez de la Frontera

    A pocas horas de que de comienzo una de las fiestas más importantes de la ciudad de Jerez de la Frontera, declarada de interés turístico internacional, hoy quiero daros a conocer un poquito la historia de este gran evento.

    Las ferias de Jerez

    Desde hace siglos, la ciudad ha venido celebrando distintas ferias:

    La de agosto tuvo lugar originariamente en las inmediaciones de la Merced y posteriormente fue trasladada a las Playas de San Telmo (sí, sí, lees bien, antiguamente los jerezanos no teníamos que hacer como hoy en día y coger el coche para darnos un bañito las playas cercanas del Puerto de Santa María. Las aguas llegaban hasta la ciudad, concretamente hasta el actual barrio de San Telmo, situado al sur)

    La de mayo se celebraba en la dehesa de Caulina, en el Hato de la Carne, a las afueras de la ciudad. Esta feria era la más importante y la que a lo largo de los siglos y años se ha ido transformando en nuestra actual Feria del Caballo.

    Jerez siempre ha gozado de una buena fama ganadera y aún hoy día podemos ver por los alrededores buenos ejemplares de toros, vacas y como no, nuestro famoso caballo jerezano, caballo que por ser cuidado en el bello Monasterio de la Cartuja, se le dio el nombre de caballo Cartujano.

    La feria del ganado

    Antigua feria del ganado jerezana.

    Como ya he comentado, siempre fue la más relevante.

    Se celebraba entre los últimos días de agosto y los primeros de septiembre, primero en las playas de San Telmo, hasta que el alcalde Julio González Hontoria inauguró el parque que lleva su nombre en 1902, nombre que aún hoy persiste.

    Hay constancia de que era la feria más importante de la baja Andalucía ya en el siglo XIX, feria cuyo fin era la compra y venta del ganado.

    En estas tierras de Caulina se reunían miles de cabezas de ganado, llegando a sumar más de cincuenta mil para la venta en los últimos días de abril y primeros de mayo.

    Para acoger a las personas que llegaban, curiosos y comerciantes, se montaban casetas de bebida y comida, donde por su puesto no faltaban cantes y bailes, ya que era (y sigue siendo) costumbre cerrar los negocios con alegría y un buen vino de la tierra.

    La proximidad del lugar donde se acogía la feria a la vía del ferrocarril hacía posible que el gran público que acudía a la cita pudiese hacerlo cómodamente usando los trenes especiales organizados para tal evento.

    Un parque céntrico para la feria de mayo

    Parque González Hontoria. Jerez de la Frontera.

    La lejanía del epicentro de la feria del ganado con respecto a la ciudad fue pesando cada vez más, por lo que se decidió poner remedio.

    El proyecto…

    se eligió la zona conocida como «Campo de Instrucción» y se encargó la obra a Francisco Hernández Rubio. Este arquitecto no sólo trabajó en el recinto, sino que, demás, proyectó varias casetas fijas con las cuales contaba la feria antes de la remodelación de 1987.

    La solemne inauguración del Parque González Hontoria se produjo en septiembre de 1902, trazado principal que coincidía con el tramo del Camino de Espera, camino que cruzaba estas tierras.

    Ya con el paso de los años, como he apuntado antes, el recinto fue pasando por remodelaciones, siendo la de 1952 con motivo de abrir el Paseo Nuevo que separase la Feria de la zona del mercado de ganados, y así prolongar el Paseo de las Palmeras.

    En los años 60, durante la alcaldía de Miguel Primo de Rivera, se ocuparon parte de los terrenos destinados a la Feria de Ganado con unas nuevas naves destinadas a Mercado Nacional Permanente de Ganados. Estas naves son las que fueron derribadas para acoger el actual Palacio de Exposiciones de IFECA, posteriormente remodelado en 1987.

    En este 2023…

    la feria comienza hoy, sábado 6 de mayo, hasta el próximo sábado día 13.

    La inauguración será esta misma noche, a las 22 horas, con el tradicional alumbrado de un millón trescientas mil bombillas, seguido de fuegos artificiales y la apertura del total de las 173 casetas, que son salvo contadas excepciones, de libre entrada.

    Tanto a pie como a caballo o sentado en uno de sus flamantes carruajes, pasear por la feria, vivir su ambiente, sus cantes, bailes y gastronomía es una experiencia que no te puedes perder. Y si vienes con los peques o te gusta la aventura, la diversión esta asegurada en los cacharritos (como los jerezanos llamamos al parque de atracciones)

    Como dato curioso, si paseas por la zona de los jardines, a la derecha de la portada principal, podrás observar este busto en bronce que el escultor valenciano Ramón Chaveli dedicó al alcalde Julio González Hontoria en 1931.

    Y ya sabes, si necesitas un guía polifacético para la feria y la ciudad de Jerez o sus alrededores, no lo dudes…

    CONTACTA

    ⬇️⬇️⬇️⬇️

    🌐 www.dejateguiarporcarolina.com
    💌 Info@dejateguiarporcarolina.com
    🕸️ @dejateguiarporcarolina
    🕸️ Déjate guiar por Carolina

  • Segismundo Moret, hijo adoptivo de Cáceres

    Una de las cosas que más me gusta de mi trabajo es cuando el visitante se anima a compartir las maravillas del lugar de donde viene. Algunos incluso me trazan una ruta con lo que no me debería perder, dónde alojarme, dónde y qué comer, y algunas curiosidades. Este fue el caso de una de las personas de un grupo cacereño al que tuve el placer de acompañar en un circuito por la provincia de Cádiz el pasado otoño.

    Tan bien me organizó la visita que no tuve más remedio que planear la escapada… Así que hace unos días me fui a tierras extremeñas para visitar Cáceres.

    He de confesar que me ha enamorado esta ciudad. Si ya me entusiasmaba imaginando todo lo que me habían contado de ella, pasear por sus murallas y su judería ha sido una experiencia inolvidable. No me extraña en absoluto que sus calles hayan sido escenario de numerosas películas y series como Isabel, La Catedral del Mar o la archiconocida Juego de Tronos.

    Lo cierto es que, mientras practicaba la gustosa tarea de perderme por sus calles, me topé con una placa conmemorativa a Segismundo Moret y Prendergast… ¿Qué tenía que ver este gaditano con Cáceres? Al leerla me sonreí al pensar en la de veces que hablo de Moret en Cádiz, y sin embargo ubicarlo allí me era totalmente desconocido…

    Así que me puse manos a la obra y esto es lo que descubrí…

    Un poquito sobre Moret

    Sabemos que Segismundo Moret y Prendergast nació en la gaditana calle Sacramento número 15 y falleció en Madrid en 1913.

    Su familia se trasladó de Barcelona a Cádiz en el siglo XIX para aprovechar la época dorada del comercio de la ciudad. Su padre fue miembro de la administración de Hacienda y su madre estaba emparentada con la aristocracia inglesa, pues era hija de Luis de Prendergast y Gordon, Marqués de la Victoria de las Tunas en Cuba. De ella hereda la admiración por el modelo social y político británico.

    Si bien es cierto que Segismundo estaba muy bien posicionado gracias a su familia, también lo estuvo gracias a su familia política, pues casó con Concepción Remisa, hija de uno de los banqueros más importantes de la España de Isabel II.

    Sus estudios los cursó en Madrid, porque su familia partió hacia la capital española cuando Segismundo era bien pequeño. Allí accede a la Universidad central de Madrid para estudiar Derecho Civil y Administración.

    Cuando obtiene la licenciatura, es propuesto para la cátedra de economía y política de manera interina, siendo por oposición la manera en la que obtiene la Cátedra de Instituciones de Hacienda en 1858.

    En 1861 funda la Sociedad Española para el progreso de las ciencias sociales, lo que nos refleja el carácter filántropo de Segismundo, interesado por el conocimiento y las ciencias de manera general.

    Carrera política, logros y reconocimientos

    Carrera política:

    • En 1863 fue nombrado diputado Independiente en Almadén, cargo al que renuncia, siendo reelegido al poco tiempo esta vez en Ciudad Real.
    • 1868 colabora en la redacción de la Constitución española del 68.
    • 1870 es nombrado Ministro de Ultramar en el gabinete presidido por el General Prim. También redactó la ley Moret por la cual se abolía la esclavitud en Puerto Rico, declarando a libres a los hijos de los esclavos.
    • 1871 lo nombran Ministro de Hacienda durante el reinado de Amadeo I de Saboya. Poco después se trasladó a Londres con el cargo de embajador, cargo del cual dimite más tarde y se dedica a los negocios bancarios londinenses.
    • 1875, a la vuelta de los Borbones, regresa a España y funda el Partido Político Democrático Monárquico.
    • 1882, el partido se fusiona con la Izquierda Dinástica y Moret acaba en el partido liberal de Sagasta.
    • 1883, es nombrado Ministro de Gobernación bajo el Gobierno Liberal de José Posada Herrera.
    • 1885, es nombrado Ministro de Estado por el gobierno de Sagasta.
    • 1881, 1901 y 1902, Ministro de Gobernación.
    • 1892, Ministro de Fomento.
    • 1892-1894, ocupa el cargo de Ministro de Estado.
    • 1895, lo nombran Presidente del Ateneo de Madrid.
    • 1897-1898, vuelve a ser Ministro de Ultramar (durante la crisis de Cuba)
    • 1902, crea el “Instituto de Reformas Sociales” (precursor del Ministerio de Trabajo)
    • 1905-1906, Presidente del Consejo de Ministros.
    • 1909, dirige la Presidencia de Gobierno, dimitiendo meses más tarde.
    • 1912, el Conde de Romanones lo nombra Presidente del Gobierno.

    Por si todo esto fuera poco, en Cádiz:

    • Inauguró la exposición marítima.
    • Ayudó en los actos conmemorativos del centenario de las Cortes.
    • Fue el responsable del actual faro del Castillo de San Sebastián.
    • Instó las obras de ensanchamiento y derribo de las murallas y el muelle.
    • Ofreció charlas en el Primer Congreso de Periodismo en el Teatro Falla.

    Con todo esto, su ciudad natal no pudo más que declararlo hijo predilecto y, además, levantarle monumento (actualmente alzado en la concurrida plaza de San Juan de Dios) y una placa conmemorativa en su casa natal donde reza: “Un gran estadista, orador egregio y defensor insigne de las ideas democráticas.” Un reconocimiento del cual pudo disfrutar años antes de su fallecimiento.

    Hijo predilecto de Cádiz y adoptivo de Cáceres…

    Placa conmemorativa en calle Moret. Cáceres.

    ¿Cuál es la vinculación entonces de Moret con Cáceres?

    Bueno pues resulta que Segismundo conocía las rocas fosfáticas de Extremadura, las cuales fueron descubiertas en 1864 en un cercano calerizo. Dicho descubrimiento provocó sus numerosas visitas a la ciudad entre los años 1874 y 1881.

    En 1876 Segismundo adquiere los derechos del coto minero, la Aldea Moret, y crea la Sociedad General de Fosfatos de Cáceres, de la cual también fue presidente.

    Otro motivo por el cual visitó la ciudad fue la constitución de la línea de ferrocarril que unía Madrid con Portugal, concretamente con Lisboa.

    El ayuntamiento cacereño acordó distinguir a Moret con el título de Hijo Adoptivo y una calle que lleva su nombre y en la que se encuentra esta placa.

    Pero aquí no acaba la cosa…

    La vida y obra de Segismundo Moret fue tan intensa y fructífera que seguro que me dejo muchas cosas en el tintero. Si te interesa, te animo a seguir investigando…

    Algo que hay que destacar de su personalidad es que no se vanaglorió de sus hazañas, siendo hombre de carácter austero hasta el fin de sus días. Ejemplo de ello lo tenemos en sus deseos para su propio funeral: «Lo único que desearía es que mi féretro fuese cubierto con la bandera nacional, para que ese signo sagrado hablase, cuando ya mi voz se haya extinguido, del amor que profeso a mi patria y la profesaré hasta mis últimos instantes. Ni flores ni coronas».

    Turísticamente hablando, además:

    • En Madrid podemos pasear por el Paseo de Moret, localizado entre la plaza de la Moncloa y el paseo de Rosales.
    • En Huelva, el decreto de Corporaciones Municipales gracias al cual se pudo ampliar la vida de los municipios propició que en 1910 el conocido paseo de la Cinta, recuperado como parque para ocio y esparcimiento, recibiese el nombre de Parque Moret.
    • En Zaragoza se conserva en el museo un busto suyo en conmemoración por ser impulsor de la exposición hispano-francesa de 1908.

    Y aquí concluye mi investigación sobre este ilustre personaje…

    Espero y deseo que te haya gustado. Te leo en los comentarios.

    Y no te olvides, si quieres que te guíe por la provincia de Cádiz y más…

    CONTACTA

    ⬇️⬇️⬇️⬇️

    🌐 www.dejateguiarporcarolina.com
    💌 Info@dejateguiarporcarolina.com
    🕸️ @dejateguiarporcarolina
    🕸️ Déjate guiar por Carolina

  • Una casa palacio mudéjar jerezana

    Casa palacio mudéjar de los Sánchez Madroño. Siglo XV. Jerez de la Frontera.

    Paseando con una compañera de profesión y buena amiga por las calles de Jerez de la Frontera, la caminata nos llevó por el barrio de San Mateo, uno de los barrios más antiguos de la ciudad.

    Recorriendo la plaza contigua, conocida como la del mercado, se abre un interesante paseo de calles con antiguas casas señoriales y cascos de bodega, en dirección a la zona de la Catedral.

    Pasando la conocida bodega, comienza la cuesta del Espíritu Santo, que recibe su nombre de un antiguo convento del siglo XV donde se apunta al origen de la receta del famoso postre jerezano por antonomasia, el tocino de cielo. Desgraciadamente poco más ha quedado de dicho convento, hoy cerrado a cal y canto, y su rico patrimonio esparcido por los numerosos templos de la ciudad.

    Ya en el barrio del Salvador, bajando la cuesta, en el lado izquierdo de la calle, nos paramos a contemplar esta antigua y singular fachada, siendo su extrema sencillez lo que captó mi atención en comparación con la majestuosidad que presentan las casas señoriales de la zona. La puerta de acceso se abre a la cuesta y la vivienda sigue hacia un callejón, la calle Madroño.

    Desde entonces, me picó la curiosidad y me puse a investigar sobre cómo sería una casa mudéjar del siglo XV y resulta que son mucho más comunes de lo que yo pensaba…

    Tipología de las casas mudéjares del siglo XV

    Torre y casa tradicional en Villademor de la Vega. León.
    Casa mudéjar. Cáceres.
    Casa Palacio del señor de Higares y señora de Pinto. Toledo.

    Este tipo de casas se construyeron en la transición de la época medieval a la moderna

    entre el gótico final y los inicios del renacimiento, con reminiscencias de los elementos arquitectónicos y decorativos árabes.

    Durante los últimos siglos de la Edad Media, tiempos de convivencia de la cultura árabe, cristiana y judía, los árabes buscaron residir en barrios propios para poder protegerse mejor ante posibles agresiones, que se localizaban en zonas de extramuros, aunque cerca de la muralla, dotadas de huerta y jardín. También es cierto que algunos de ellos, según el estatus social, prefirieron residir en zonas cristianas para poder ejercer sus actividades profesionales y negocios.

    La casa jerezana de la que os hablo, respondería al primer tipo, situada en las inmediaciones de la muralla trazada por los almohades a partir del siglo XII en la Sherish islámica.

    Estas casas fueron diseñadas con la intención de la perdurabilidad en el tiempo, para el disfrute y uso de la familia, sin ningún afán especulativo.

    Se trata de casas modestas, de planta baja y soberado, esto es, un piso alto al que se accedía por una escalera exterior.

    Veamos más detalles…

    Disposición:

    • Las estancias habitables y las cocinas se sitúan en la planta baja.
    • El soberado se dedica al almacenaje, al taller o a la cría de pequeños animales (palomas). Más tarde, estas estancias se destinaron a espacios polifuncionales, con uso también de dormitorio.
    • La planta baja se distribuye alrededor de un patio central, especie de impluvio generado por el encuentro de los tejados de las crujías perimetrales. Justo en el centro, se ubica el pozo, aunque a veces se dispone un pequeño habitáculo que contiene pozo y pila, y otras, se ubica en la cocina.
    • El huerto y los corrales dan a la calle.

    El material de construcción:

    • El tapial: mezcla determinados porcentajes de tierra o arena, cal y elementos sólidos (gravillas, cantos rodados o restos de ladrillos y cerámicas triturados).
    • Esta mezcla se distribuye en moldes que facilitan la construcción de muros de considerable grosor, que aportan frescor en verano y aíslan del frío y la humedad del invierno.
    • La falta de resistencia del tapial se soluciona con cadenas de ladrillos, zócalos de mampostería o cualquier otra combinación con materiales más fuertes.
    • La cal también se usaba como revestimiento.

    La fachada:

    • Sobria en origen, con acceso que se resuelve mediante un arco adintelado, resaltado de la línea de la fachada o marcado por moldura.
    • En las jambas es posible observar algún sillar reaprovechado, sin incorporar por lo general algún elemento decorativo más. Más adelante el barroco se encargó de recargar la decoración, con frontones partidos, pilastras y amplios balcones.
    • Sin muchas ventanas, siendo lo normal una a cada lado de la portada, enrejadas y adinteladas. Posteriormente decoradas con elementos barrocos, como en el caso de la portada.
    • Los aparejos de piedra son poco numerosos, ocupando casi siempre una parte del muro para reforzar esquinas y zonas más débiles, expuestas al rozamiento.

    Las cubiertas:

    • La tradicional es el tejado inclinado, con un número de aguas variables.
    • Generalmente las crujías de fachada se cubren con tejado a dos aguas, mientras que las medianeras puede tener un solo faldón.

    Forjados y armaduras:

    • La madera usada depende del nivel económico del propietario.
    • El pino, tradicionalmente fue el árbol más usado. Algunos usaron castaño y robles de la sierra.
    • También una parte de estas estructuras usaban el eucalipto, madera más barata y abundante, eficaz contra la termita.

    Solería:

    • Las más tradicionales son las de barro para patios, zonas abiertas de la casa y las estancias más nobles y representativas.
    • En algunas viviendas el ladrillo se combina con elementos más vistosos, como olambrillas, o alisares en los ángulos de los escalones.
    • El canto rodado o el ladrillo a sardinel se encuentra en los apeaderos, patios y corrales. Suelos que suelen ser pisados por animales y carruajes. Estos forman dibujos de espigas para evitar deslizamientos.
    • Común es también cubrir con una lechada de cal o cemento.
    • Reformas posteriores incluían mármol en las grandes casas nobles y burguesas.

    Rejería:

    • La más común es la de cuadradillo, típica en la arquitectura andaluza y española.
    • Más tarde fue adquiriendo formas mas complejas, movidas y elaboradas, propias del barroco.

    Puertas:

    • La de la calle y la que da entrada desde el zaguán al interior de la casa son las más cuidadas, disminuyendo en calidad según la función de la estancia.
    • El tipo más corriente y posiblemente el más antiguo es la puerta de tablas, unidas longitudinalmente, fijadas con clavos de grandes cabezas que sirven de decoración.
    • Suelen ser de dos hojas las que cierran la casa y de una la que da acceso desde el zaguán. En esta se abre a veces un ventanuco que sirve de mirilla.

    Capiteles:

    • De ladrillo, de formas muy simples por la limitación del material
    • El más antiguo data del XVI, denominado de castañeta, simplificación del corintio clásico. Ya en el XVIII aparece una forma estilizada del capitel toscano.

    Poco más he podido averiguar de esta casa en cuestión, ya que es de propiedad privada y por mucha curiosidad que yo tenga, no se me permite pasar a curiosear.

    Como se puede apreciar, la fachada en este caso se compone por sillares de piedra, el techo parece seguir la composición de dos aguas, la puerta de acceso es de doble hoja con clavos que unen las láminas que sirven de decoración, dejando visto el dintel de madera.

    Las jambas están reforzadas y el acceso se hace a través de dos escalones.

    El pavimento de la calle se resuelve con bandas de guijarros dividida y enmarcada por sillares de piedra.

    Como última curiosidad, la casa se conoce como la de los Sánchez-Madroño, familias que se me antoja de linaje nobiliario, pero como aún no he podido concretar nada, hasta que no tenga datos, daré sólo este apunte.

    En resumen…

    Si eres amante de la ciudad y conoces ya sus principales atractivos turísticos, no dejes de pasear por este barrio y buscar este interesante rincón que por su singularidad e historia, nos trasporta directamente a la Xerez mudéjar tras la conquista cristiana.

    Seguro que si te haces una foto, y la compartes, pocos acertarán a ubicarla en esta ciudad.

    Y ya sabes
    Si te apetece conocer este y muchos más rincones curiosos y poco transitados de esta ciudad, la provincia de Cádiz, Sevilla y más allá…

    CONTACTA

    ⬇️⬇️⬇️⬇️

    🌐 www.dejateguiarporcarolina.com
    💌 Info@dejateguiarporcarolina.com
    🕸️ @dejateguiarporcarolina
    🕸️ Déjate guiar por Carolina